15 de marzo de 2018 00:00

Ajustar comisiones en la Asamblea, primer reto de Elizabeth Cabezas

La presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, saluda a sus simpatizantes ubicados en las barras del Legislativo. Foto: Vicente  Costales / EL COMERCIO

La presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, saluda a sus simpatizantes ubicados en las barras del Legislativo. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 43
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 4
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La alerta de bomba no impidió que los legisladores permanecieran en el salón plenario. La jefa de la Escolta Legislativa, Margarita Pereira, conversó con el presidente encargado de la Asamblea, Carlos Bergmann, para comunicarle que existía dicha amenaza.

A pesar de la advertencia, la sesión 505 continuó, pues estaban a punto de elegir al nuevo titular de la Legislatura. Bergmann dio pasó a la votación. Con 84 votos afirmativos, 2 negativos y 21 abstenciones, el Pleno eligió a la oficialista Elizabeth Cabezas como su nueva Presidenta. Esto dejó sin oportunidad a Mae Montaño (Creo), quien fue mocionada para ese cargo por su bloque.

El coordinador de la BIN, René Yandún, declinó la candidatura para la Presidencia de la Asamblea, minutos antes de que se instalara la sesión.

Inmediatamente, Bergmann tomó juramento a Cabezas y ella se dirigió al Pleno. Señaló que bajo su administración se buscarán modificaciones a la Ley de Comunicación, priorizará el cumplimiento de la consulta popular e impulsará leyes referentes al trabajo, la educación, la mujer y la salud.

La también exconcejala de Quito y colaboradora del gobierno del expresidente Rafael Correa se enfrenta a un reto inmediato: la reestructuración de los integrantes del Consejo de Administración Legislativa (CAL) y de las 13 comisiones.

Antes de que se eligiese a Cabezas, el legislador independiente Raúl Tello mocionó el cambio en el orden del día, para debatir la reestructuración total de la Asamblea. Basó su petición en la reconfiguración política del Legislativo.

Aunque el correísmo (Revolución Alfarista) no representa una mayoría, tiene dos vocales en el CAL y cuatro presidentes de comisiones: Soberanía, Justicia, Régimen Económico y Derechos de los Trabajadores.

Hasta el miércoles, 14 de marzo del 2018, también presidían Educación, pero Augusto Espinosa renunció a seguir dirigiendo la mesa. Ocho miembros le solicitaron dar un paso al costado.

Se tenía previsto abordar las líneas que permitiesen esta reestructuración en una cena, la noche del miércoles. En un restaurante del norte de Quito, el bloque oficialista iba a celebrar el triunfo de Cabezas y avanzar en una propuesta política para los próximos días.

La modificación de las mesas y del CAL no tiene fecha, según Silvia Salgado, legisladora de AP-Partido Socialista. Ella prevé que sea luego de la vacancia legislativa, que será desde este lunes 19 de marzo hasta el 2 de abril.

Dos de los bloques políticos que apoyaron a Cabezas tienen propuestas. Por ejemplo, Encarnación Duchi, de la Bancada de Integración Nacional (BIN), considera que se deben elegir nuevos miembros para integrar cada comisión. “Cada asambleísta debería decir si quiere salir de esa mesa porque no se siente cómodo”.

Otra propuesta es solo cambiar a los presidentes y vicepresidentes con otros integrantes de las mismas comisiones, señaló Guillermo Celi, de SUMA, otro de los grupos que votó a favor de Cabezas.

La propuesta de modificación total cobró fuerza cuando el bloque de Creo votó a favor de discutir esos cambios. Aunque se abstuvo en la votación para elegir a la nueva Presidenta, tenía su propia candidata: Mae Montaño.

Por su parte, el grupo correísta se abstuvo en el cambio del orden del día sobre la reconfiguración de la Asamblea. Para ellos, el camino debería ser interno en cada mesa que presente problemas.
Los 29 legisladores de este grupo abandonaron el Pleno al iniciar el proceso de elección de la Presidenta, en señal de protesta.

Argumentaron que se debía aplicar la Constitución para que la primera vicepresidenta, Viviana Bonilla, asumiera el mando, luego de la cesación de funciones de José Serrano.

El PSC, que también votó por Cabezas, no aprobó la reconfiguración total. Su coordinador, Henry Cucalón, negó que su apoyo se haya dado por un acuerdo político. Él saludó el ofrecimiento de cambiar la Ley de Comunicación.

Luego de la sesión, la Presidenta subió con el bloque a su nuevo despacho. En los exteriores estaban decenas de simpatizantes y también equipos antiexplosivos de la Policía.

El Pleno se reunirá mañana nuevamente, para aprobar los proyectos para derogar la Ley de Plusvalía y cambiar la Ley de Participación Ciudadana y Control Social, antes de que se inicie el receso legislativo.

En contexto

En medio de un escenario con mayorías móviles dentro de la Asamblea, asumió el cargo la legisladora Elizabeth Cabezas. El oficialismo, representado por Alianza País, tiene 45 votos seguros. Para aprobar una Ley se requieren, al menos, 70 votos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (4)