13 de julio de 2014 00:00

El fútbol los catapultó a la cancha de la política

Iván Hurtado, Ulises de la Cruz, José Francisco Cevallos y Agustín Delgado.

Iván Hurtado, Ulises de la Cruz, José Francisco Cevallos y Agustín Delgado.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 0
Santiago Estrella G. Redactor

Eran imprescindibles. No se podía pensar en Ecuador sin ellos. Agustín Delgado, Ulises de la Cruz, Iván Hurtado y José Francisco Cevallos eran indispensables en la Selección. Fueron parte del equipo que llevó al país a su primer Mundial (Corea-Japón 2002).

En ellos reposaba, en gran medida, la esperanza de conseguir una victoria. Esa popularidad los llevó a convertirse en actores políticos. Los tres primeros se convirtieron en asambleístas al ganar las elecciones el 17 de febrero del año pasado. Cevallos, en cambio, luego de su retiro del fútbol, fue nombrado ministro del Deporte, en el 2011.

Al menos para los tres asambleístas, no fueron sus primeras incursiones en el servicio a los demás, si es que la política se la entiende como tal. Durante su trayectoria como futbolistas crearon fundaciones en sus ciudades natales, dedicadas a proyectos de desarrollo. Cevallos no tuvo esa iniciativa, pero no se negaba a participar en actos solidarios.

Un cambio posicional

Durante sus épocas de futbolistas eran mediáticos. Los micrófonos y las cámaras reposaban sobre ellos. La consigna de los medios deportivos era tenerlos de manera exclusiva. Pero el 24 de mayo del 2013, el día en que debutaban como legisladores, vivieron una experiencia lejana. Volvieron a los días en que eran novatos y que debían destacarse si querían ser tomados en cuenta.

Los periodistas que cubren la Asamblea Nacional pasaban de largo; preferían entrevistar a quienes ya tenían su trayectoria, habían hecho sus propios goles, los que más participaciones tenían, los que más habían vestido la camiseta.

Ulises de la Cruz, el único de los cuatro exjugadores con los que este Diario pudo dialogar, sabía que tenía una tarea difícil. Reconoce el prejuicio que hubo -y hay- hacia ellos en su condición de exfutbolistas. Pero es el trabajo que realizó en su natal Piquiucho, en Carchi, lo que le avala para llegar a la Asamblea.

“Yo nací en una comunidad muy humilde, muy abandonada. Como futbolista fui construyendo servicios básicos, agua potable, alcantarillado, planes de vivienda, de salud, educación”, afirma.

Sin embargo, en ello radicaría una contradicción, según Marcelo Espinel, del Observatorio Legislativo: se confunde la gestión con la legislación. Por ello, las estadísticas políticas no le son del todo favorables a los tres jugadores de fútbol que llegaron a la Asamblea.

Aquello explicaría la suerte de Hurtado en su carrera política. Querer ocupar la Prefectura de Esmeraldas lo obligó a renunciar a su curul. Fue derrotado en las urnas ante Gladys Sosa, del Movimiento Popular Democrático.

Estadísticas adversas

En el primer año de labores de este período (mayo 2013-mayo 2014) solo hay un aspecto en el que De la Cruz ocupa los primeros lugares: es el tercer legislador con mejor asistencia a las votaciones del Pleno: en 152 sesiones en ese año parlamentario, estuvo presente en 144. Y la tendencia se mantiene en estos dos meses, según el informe del Observatorio Legislativo.

Además, ninguno de los tres asambleístas ha presentado un proyecto de Ley, no han hecho observaciones a proyectos de Ley ni han solicitado información. Pero esta tendencia no tiene que ver necesariamente con estos legisladores, sino con el comportamiento parlamentario en general.

Para Espinel, hay un acuerdo entre los asambleístas del oficialismo para despachar las leyes pendientes del Parlamento anterior. El informe hasta mayo del 2014 del Observatorio Legislativo cuantifica en 41 los proyectos que nacieron de la iniciativa parlamentaria y 13 del Ejecutivo.

La tarea de Agustín Delgado ha sido más de acompañamiento a quienes habitan el Valle del Chota. Mantiene reuniones con los representantes de las comunidades de allí. Recorre con funcionarios del Ejecutivo las distintas zonas. Pero la última actualización de su blog como asambleísta data del 4 de febrero pasado.

“Creemos en el proyecto de país que presenta el movimiento y porque vemos que hay mejoras”, dice De la Cruz.

Desde el Ejecutivo

Desde su cargo como ministro del Deporte, José Francisco Cevallos, es quien ha podido demostrar una obra. La inauguración de coliseos, como el de Girón (Azuay) esta semana, es una prueba de ello. Pero sin duda fue quien intermedió en los conflictos en las federaciones deportivas provinciales y en el Comité Olímpico Ecuatoriano. Intermedió para que la final de fútbol entre los colegios Mejía y Montúfar se realizara sin inconvenientes.

No obstante, su gestión no está exenta de polémica, como la remodelación del estadio Atahualpa, con una inversión de USD 75 millones y con una posible consulta propuesta por el vicepresidente Jorge Glas.

Iván Hurtado. Fue el capitán y el que más ha jugado en la Selección. Renunció a su curul para postularse a la Prefectura de Esmeraldas, pero perdió ante el MPD.

Ulises de la Cruz. Representa al Carchi. Como jugador trabajó en favor de los habitantes de su natal Piquiucho. Fue uno de los mejores laterales derechos del país.

José Francisco Cevallos. Conocido como ‘las manos del Ecuador’, luego de su retiro como profesional fue llamado por el Presidente para ser ministro del Deporte.

Agustín Delgado. Es el mejor delantero que tuvo la Selección. Es representante de Imbabura. También creó una fundación a favor de sus vecinos del Valle del Chota.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)