7 de octubre de 2015 00:00

Agricultores y ganaderos no están asegurados contra una erupción

Ganaderos y agricultores cerca de la zona de riesgo del volcán Cotopaxi solicitan ayuda al Gobierno para proteger de la ceniza su producción. Foto: Glenda Giacometti / El Comercio

Ganaderos y agricultores cerca de la zona de riesgo del volcán Cotopaxi solicitan ayuda al Gobierno para proteger de la ceniza su producción. Foto: Glenda Giacometti / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 11
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 3
Sofía Ramírez

La caída de ceniza y el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi son las principales preocupaciones para el sector ganadero y agricultor, por el efecto que tiene en la producción.

Víctor López tiene 320 cabezas de ganado de raza Holstein en su hacienda San Luis, ubicada en Machachi. De ellas, 150 sirven para el ordeño. Antes de que se iniciara el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi, sus vacas producían 2 500 litros diarios de leche para la venta. Pero dice que a raíz de la expulsión de ceniza, la producción disminuyó alrededor del 15%.

López cuenta que siempre tiene forraje o pasto de reserva para alimentar al ganado, con el fin de hacer frente a eventos de la naturaleza, como sequías o desastres naturales. Sin embargo, en este caso, el polvo volcánico está afectando el sistema respiratorio y digestivo de los animales, lo cual disminuye la productividad del ganado.

El ganadero no ha podido contratar el seguro que ofrece el Ministerio de Agricultura (Magap) a través de Agroseguro, ya que no cumple los requisitos que le solicitan. Es decir, calificar como pequeño o mediano productor. Tampoco puede contratar una póliza en una aseguradora privada porque el costo de la prima excede su presupuesto.

Por ahora, el plan de contingencia de López es quitar la ceniza del pasto, una tarea que la realiza dos o tres veces por día .
El Magap tiene el programa Agroseguro desde el 2010, dirigido a pequeños y a medianos productores agrícolas, ganaderos, acuícolas, forestales, pescadores artesanales, etc.

El seguro cubre los costos directos en las hectáreas sembradas o el valor comercial del hato ganadero. El Estado subvenciona el 60% del valor de la prima neta del seguro, de hasta USD 700 para cultivos, aunque en el caso del banano aumenta a USD 1500. El productor paga el 40% más impuestos.

La póliza sirve para indemnizar a los agricultores que, de ser el caso, pierdan sus cultivos de arroz, banano, cacao, café, cebada, fréjol, haba, maíz duro y suave y papa, sea por fenómenos climáticos o biológicos. Y en el caso del ganado, cubre la muerte de animales por accidente, enfermedades y sacrificio forzoso de las especies.

Según el Magap, también existe la opción de adquirir una cobertura adicional de protección ante una erupción volcánica, pero la entidad no proporcionó información sobre los requisitos y la demanda del seguro en las zonas de riesgo.

En una información proporcionada a este Diario el mes pasado, el Magap señaló que en Pichincha y en Cotopaxi se registran 52 y 78 pólizas de seguro agrícola, respectivamente, para los cultivos de caña de azúcar, cebada, fréjol, haba, maíz, papa, quinua, tomate de árbol y trigo, con un total de 330,3 hectáreas aseguradas.

En ambas provincias no se registran pólizas con cobertura adicional de erupción volcánica... “Para el ganado bovino habrá una cobertura de transporte a los sitios establecidos por el Magap, fuera del área de riesgo y, además, un seguro ganadero hasta por 120 días”.

Hasta julio pasado, el programa registró 70 619 productores agrícolas asegurados y un subsidio de USD 8 millones por parte del Estado, según el portal web de Agroseguro.

Desde el lado privado, solo Seguros Sucre y QBE Seguros Colonial ofrecen cobertura agropecuaria. David Garzón, subgerente Comercial Agropecuario de QBE, excplica que a escala nacional se han entregado 110 000 pólizas en seguros agropecuarios, básicamente en la Costa, que representa el 80% de los seguros colocados en lo que va del año.

En el último año, la demanda en esta aseguradora aumentó 25%, ya que la gente está más informada por los seguros agrícolas y teme perder sus inversiones por los cambios climáticos. Garzón aclaró que no se está asegurando a ganaderos ni agricultores en la zona de influencia del Cotopaxi por el alto riesgo que representan.

Según la Asociación de Compañías de Seguros del Ecuador (Acose), las primas emitidas de enero a junio de este año en el ramo de seguros agropecuarios suman unos USD 30 millones, un 150% más comparado con el mismo período del 2014.

Pero el tema de los seguros para agricultores todavía es un desafío para el sector. Unas 180 000 reses estarían en peligro por estar en zonas de riesgo cercanas al Cotopaxi, dice Rodrigo Gómez de la Torre, presidente de la Cámara de Agricultura de la Primera Zona.

Por eso pide al Gobierno ayuda con créditos, períodos de gracia y beneficios tributarios para la importación de maquinaria o forraje. Históricamente, en esta área no se ha buscado obtener este tipo de pólizas, porque a los productores les resulta costoso adquirirlas, menciona de la Torre.

En Cotopaxi existen 620 983 cabezas de ganado, según el último censo agropecuario del INEC del 2013, y a diario se producen 498 043 litros de leche.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)