10 de November de 2014 20:55

Los afro piden más apertura a las universidades

En una cita en el IAEN, Nibo Delgado, Antón Sánchez, Alodia Borja y Sonia Viveros.

En una cita en el IAEN, Nibo Delgado, Antón Sánchez, Alodia Borja y Sonia Viveros. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Diego Puente Redactor  
(Contenido Intercultural F)

El ingreso de estudiantes afroecuatorianos a las universidades es limitado. Así consta en estudios realizados por el investigador John Antón Sánchez, docente del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN).

Según Sánchez, los colectivos sociales afros exigen que se aplique el reglamento para que más jóvenes accedan a estudios de tercer nivel en universidades públicas.

Antón Sánchez es PhD, afroecuatoriano y profesor de la Escuela de Constitucionalismo y Derecho del IAEN. Aunque tuvo acceso a buenas universidades sabe que su caso es una excepción.

Según la Encuesta de Desempleo y Subempleo del INEC del 2013, la tasa de asistencia a la educación superior del pueblo afroecuatoriano es baja: es decir, de cada 100 jóvenes negros en edad de estudiar solo lo hacen 16. Esta cifra preocupa si se toma en cuenta que la población mestiza tuvo un promedio de asistencia de 30,4%, ese mismo año.

Esta realidad dio la pauta a Nibo Delgado, coordinador de educación del pueblo afro, para idear un convenio con la Universidad Central, con el propósito de que los afroecuatorianos ingresen en mayor número a la educación superior. “A nosotros nos interesa el acceso a todas las facultades… Nos preocupa que la juventud se esté dedicando a cualquier cosa, menos a prepararse en la academia”.

El convenio fue firmado el 11 de septiembre de este año, entre la Universidad Central y la Fundación Azúcar.

El acuerdo establece impulsar planes de capacitación y nivelación a estudiantes negros que aspiren a ingresar a la educación superior.

También señala aumentar la planta de profesores afroecuatorianos y crear un centro de culturas, en el cual se realicen investigaciones exhaustivas de la cultura afro.

Sonia Viveros, representante de la Fundación Azúcar, encargada de firmar el convenio, dijo que se busca añadir una cátedra de historia de este pueblo.

“Tenemos algo que expresar, siempre nos cuentan la historia de parte del lado occidental; pero, ¿dónde está lo que tenemos que decir?”.

“La historia, la cultura y la academia van relacionadas”, comentó el gestor Lindbger Valencia. Él reseñó que han tenido éxito con universidades privadas en la firma de acuerdos. “Desde hace cinco años se firmó un convenio con la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), para aumentar el ingreso de los afroecuatorianos. También hay iniciativas con las universidades Salesiana y Andina”.

Ahora, están esperando que se concrete en acciones lo firmado en el papel. Esto dijo la presidenta de la Confederación Nacional Afro (CNA), Alodia Borja. Ella aclaró que no están pidiendo un favor, sino que se cumpla lo que dice el artículo 74 de la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

“Debe establecerse el reglamento para que se acate con los instrumentos, para tener cuotas a favor del ingreso al sistema de grupos históricamente excluidos y discriminados”, explicó la dirigente.

El profesor Sánchez está de acuerdo con esta apreciación. Según él, se debe poner por escrito que, al menos, el 2% de los cupos para cada carrera universitaria sea para los estudiantes afros que mejor puntaje saquen en las pruebas de ingreso. “Estamos exigiendo lo mínimo”, reiteró.

René Ramírez, secretario de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt), dijo en el porta oficial, el pasado 2 de septiembre, que se trabaja en el ingreso de los grupos que fueron excluidos en la sociedad.

“Esta política de cuotas busca democratizar el acceso a la universidad particular, es decir, esto es una extensión de la política de gratuidad en la educación superior”.

A su vez, las organizaciones afro están pendientes de los jóvenes que ingresan a la educación superior pública.

El grupo afro indicó que pidió información a la Senescyt.

Mientras llega la documentación solicitada, Azúcar está expectante con el acuerdo hecho con Universidad Central.
Esta casa de estudios tiene la mayor apertura. Incluso ya les entregó un local, de la U. Central, en las calles Gatto Sobral y La Gasca. Este convenio -según el rector de la Central, Fernando Sempértegui- incentivará a la comunidad afroecuatoriana a ingresar a este centro de educación, para que obtenga una carrera en cualquier unidad académica o facultades.

Especialmente hay una gran apertura en teatro, música, arquitectura, entre otras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)