30 de noviembre de 2017 20:20

Aeropuerto de Quito alcanzó categoría II en el sistema de aterrizaje instrumental

El ILS es el sistema de ayuda a la aproximación y el aterrizaje  de los aviones en los aeropuertos y es establecido por la Organización de Aviación Civil Internacional. Foto: cortesía Quiport.

El ILS es el sistema de ayuda a la aproximación y el aterrizaje de los aviones en los aeropuertos y es establecido por la Organización de Aviación Civil Internacional. Foto: cortesía Quiport.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Evelyn Jácome

El Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito alcanzó la categoría II en el sistema de aterrizaje instrumental (ILS) lo que le permite operar en condiciones meteorológicas adversas como por ejemplo presencia de niebla. Así lo informó la mañana de hoy jueves, 30 de noviembre de 2017, Luis Carrera Muriel, el director General de Aviación Civil del Ecuador.

El ILS es el sistema de ayuda a la aproximación y el aterrizaje de los aviones en los aeropuertos y es establecido por la Organización de Aviación Civil Internacional. Este permite que los aviones sean guiados con precisión durante su aproximación a la pista de aterrizaje y, en algunos casos, a lo largo de la misma.

Este sistema cuenta con tres categorías de operación. Hasta el momento, el Mariscal Sucre operaba con la categoría I. Desde el 2013, la Dirección General de Aviación Civil , DGAC, en coordinación con Corporación Quiport han venido implementando ayudas para la navegación aérea con el objetivo de aumentar la disponibilidad operativa del aeropuerto cuando las condiciones climáticas y atmosféricas no sean las adecuadas.

En el 2013, al iniciar sus operaciones, el aeropuerto requería tener mínimos de visibilidad de 2.5 kilómetros . Mientras que aproximaciones de categoría II permiten a los aviones aterrizar con visibilidad de tan solo 350m, gracias a equipos especiales.

Desde hace un par de años se han venido instalado sistemas como el alcance visual de pista, y la iluminación de centro de pista con miras a hacer más segura la aeronavegabilidad.

Así se evitarán contratiempos a pasajeros y aerolíneas por las demoras, desvíos y cancelaciones por la presencia de neblina.

Cuando se operaba con categoría I, por ejemplo, y la neblina obligaba a cerrar el aeropuerto, los aviones debían dirigirse al aeropuerto de Guayaquil hasta que las condiciones mejoren, lo que retrasaba las operaciones. Luis Galárraga, gerente de comunicación de Quiport, explica que a pesar de que ocurría esporádicamente, causaba molestias en los pasajeros afectados.

Con la nueva categoría, aquello prácticamente no volverá a ocurrir, y si llegase a pasar seria excepcionalmente. El Mariscal Sucre es el primero en operar bajo esta categoría.

Galárraga explica que los equipos pasaron por una etapa de homologación y hoy se encuentran funcionando adecuadamente.
Según Luis Carrera director de la DGAC, subir de Categoría I a II permite mayor disponibilidad de operaciones de la terminal aérea en condiciones atmosféricas adversas y estar a la altura de grandes aeropuertos a nivel mundial. La presencia de neblina en Tababela aumenta entre los meses de enero y abril.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)