25 de julio de 2017 00:00

Daular, un decolaje al futuro de Guayaquil

La empresa Leigh Fisher trabaja los diseños conceptuales del nuevo aeropuerto de Guayaquil en Daular. Esta imagen 3D es la última propuesta de la fachada de la terminal. Foto:  Cortesía Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil

La empresa Leigh Fisher trabaja los diseños conceptuales del nuevo aeropuerto de Guayaquil en Daular. Esta imagen 3D es la última propuesta de la fachada de la terminal. Foto: Cortesía Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 31
Mónica Mendoza
Macroeditora (I)

El nuevo aeropuerto en Daular puede tener hasta tres pistas para aterrizajes simultáneos.

La primera se construirá inicialmente de 3 500 metros de longitud y podrá alcanzar los 4 100 metros. La segunda está prevista a los siete años con 3 000 m y aumentará hasta 3 500 m.

Así se convertirá en la primera terminal aérea en Ecuador con dos pistas operando. La proyección del plan maestro es que se levante una tercera para operar el 2080.

Guayaquil diseña la construcción el aeropuerto intercontinental más grande en América Latina, en Daular. Está previsto que opere desde el 2024 y recibirá más de 4,5 millones de pasajeros al año, pero al 2050 pasarán por ahí 14,7 millones de usuarios.

La planificación apunta a que desde sus pistas decolen aviones que lleguen hasta la mayoría de ciudades de Europa y Asia.

Nicolás Romero Sangster, gerente de la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil (AAG), en estos días tiene su escritorio lleno de informes y estudios técnicos para ajustar los detalles finales del proyecto.

Los últimos diseños que llegaron a la AAG muestran un aeropuerto futurista. En las imágenes 3D se observa la terminal de pasajeros en el centro y a un costado las mangas para los aviones, que le dan forma de H, pero no es lo definitivo.

La estrategia de la AAG para que Guayaquil escale a niveles de referencia en la región es que se convierta en un ‘hub’. Un aeropuerto que sea el centro de conexión o distribución de vuelos de una o varias operadoras aéreas en América Latina.

Romero dice que Daular podrá competir con terminales de Bogotá o Lima, incluso Panamá, por las condiciones favorables como ubicación y servicios logísticos. Los aeropuertos de esas ciudades ya tienen limitaciones de espacio para crecer y problemas de saturación.

Por lo tanto, el concesionario que gane la licitación internacional tendrá el reto de buscar a una de las grandes empresas aéreas para que opere desde Guayaquil.

En marzo pasado, Romero estuvo en la Passenger Terminal Conference 2017, en Ámsterdan para presentar el proyecto.

La empresa estadounidense Leigh Fisher trabaja actualmente en el diseño conceptual del nuevo aeropuerto. Ahí se conocerán los términos referenciales para el tamaño de la terminal, distribución de los ‘counter’, salas de espera, parqueaderos, mangas (entre 18 y 21), distancias entre las pistas, áreas comerciales, vías, abastecimiento, zonas de carga y otras.

Esta consultora de la industria aeroportuaria también elaboró el Plan Maestro.

La zona de Daular, en la vía a la Costa, tiene una ubicación estratégica, las mejores condiciones de aeronavegabilidad y área de expansión, según los estudios.

Romero calcula que en dos o tres meses estará lista la parte técnica para convocar del proyecto para al concurso internacional bajo la Ley de Asociaciones Público-Privadas. El concesionario diseñará, construirá, financiará y operará Daular.

El alcalde Jaime Nebot cree que se deberá analizar bien la fecha para la licitación. Explicó que si bien los vuelos locales han disminuido en todo el país por la situación económica, en los internacionales hay un incremento. Además, que el crecimiento del aeropuerto José Joaquín de Olmedo cumple las previsiones.

Se reactivará la economía local

Jorge González.  
Redactor (I)

La construcción del aeropuerto creará un nuevo polo de desarrollo urbano en el Puerto Principal, que se extenderá desde la vía a la Costa hasta la comuna rural de Daular.

Los sectores de comercio, aeronáutico, construcción y turístico aspiran que con la nueva obra en Guayaquil impulse su economía. En la actualidad, a lo largo de la vía a la Costa, la única que lleva a la zona donde se levantará el aeropuerto intercontinental, se han asentado urbanizaciones cerradas, edificios residenciales y centros comerciales y de negocios.

En la Cámara de la Construcción calcula que ese desarrollo se extenderá hacia los alrededores de la nueva vía de 33 kilómetros que se construirá y que conectará a la zona urbana con la terminal.
El primer tramo partiría en la Escuela Politécnica, en la Perimetral y pasará por atrás de los cerros y la reserva Cerro Blanco. Allí atravesará, según los estudios, un túnel de 3,5 km y terminaría a la altura del km 25 hacia la Costa. Es decir, un kilómetro más allá del actual peaje de Chongón.

Juan Carlos Díaz Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio, cree que la obra contribuirá a elevar el turismo recreativo y de negocios en la ciudad.

El plan contempla también la creación de la “primera ciudad aeroportuaria”, que tendrá como base el intercambio comercial en torno al aeropuerto, además de ser una zona urbana verde, eficiente e inteligente.

La aerolínea Avianca consideró que el proyecto podrá incidir en el incremento del número de pasajeros desde y hacia Guayaquil, lo que aportará en una mayor demanda de servicios.

Mientras, Édgar Andrade, gerente comercial de Latam Ecuador, afirmó que para estimular la llegada de turistas debe haber una reducción de costos en el uso de las instalaciones aeroportuarias.
“Si bien el nuevo aeropuerto de Guayaquil será un ícono de progreso para nuestra ciudad y para la aeronáutica del país, para estimular la demanda de pasajeros, los costos asociados al volar deben ser más competitivos. Esto incluye las tasas aeroportuarias”, comentó Andrade.

El sector hotelero prevé nuevos proyectos “al pie” de la nueva terminal y su zona de influencia. Holbach Muñetón, de la Cámara de Turismo de Guayas, comentó que esos serán usados -principalmente- por ciudadanos del mundo empresarial. Los turistas, dijo, seguirán usando los servicios que ya se ofrecen dentro de la urbe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (1)