28 de diciembre de 2015 22:33

Acuerdan plan piloto para traslado de migrantes cubanos a México

En cartones, a orillas de la calle y en albergues, unos 800 cubanos pasaron la Nochebuena y la Navidad en la frontera de Panamá y Costa Rica. Foto: Marcelino Rosario / EFE

En cartones, a orillas de la calle y en albergues, unos 800 cubanos pasaron la Nochebuena y la Navidad en la frontera de Panamá y Costa Rica. Foto: Marcelino Rosario / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia AFP

Los gobiernos de Centroamérica y México acordaron este lunes hacer una prueba piloto en enero para trasladar a territorio mexicano a miles migrantes cubanos varados en Costa Rica.

En una reunión celebrada en Guatemala, “se acordó realizar un primer ejercicio piloto de traslado humanitario en la primera semana de enero”, informaron las cancillerías de Guatemala y Costa Rica.

Para ello, “se ha conformado un grupo de trabajo que tendrá la responsabilidad de realizar las coordinaciones necesarias para este primer traslado”, agregaron.

El Ministerio de Relaciones Exteriores costarricense detalló que los migrantes cubanos, entre 5 000 y 7 000, viajarán “desde Costa Rica vía aérea hacia El Salvador” y de ahí en autobús a través de los territorios de Guatemala y México hacia Estados Unidos, su detino final.

La cancillería costarricense explicó que los cubanos financiarán su transporte aéreo hasta El Salvador y garantizó que el paso de los isleños a través de Centroamérica será un proceso “seguro, ordenado y documentado”.

Ambas cancillerías mantuvieron reserva sobre el número de cubanos que se incluirán en el plan piloto y otros detalles operativos, que deberán ser consultados con las autoridades de cada país.

“Solución absolutamente excepcional” 
Con este acuerdo, “ los países reiteran su compromiso contra el tráfico de personas y contra las redes de coyotes que afectan a la región, así como se reafirma el compromiso con la dignidad humana y la voluntad política para encontrar soluciones ” , dijo el canciller costarricense, Manuel González.

Sin embargo, recordó que esta es “ una solución absolutamente excepcional para las personas que ya se encuentran en nuestro territorio ” , porque el país no tiene capacidad de recibir y dar visa de tránsito a más personas.

Miles de cubanos que realizaron un viaje por varios países de América del Sur y Central para llegar por tierra a Estados Unidos, quedaron varados en Costa Rica luego de que Nicaragua les cerrara la frontera a mediados de noviembre pasado.

La posición irreductible de las autoridades de Managua obligó a Costa Rica a buscar una salida a la crisis provocada por la permanencia de miles de isleños, a los que brinda asistencia humanitaria.

Los cubanos permanecen en 37 albergues en la zona norte del país, donde reciben alimentación, atención médica y otros apoyos, pero el coste económico se ha hecho insostenible para Costa Rica, así como la frustración para los migrantes.

La propuesta costarricense de crear un “ corredor humanitario ” para el paso de los cubanos hacia el norte se había topado con la negativa de Guatemala y Belice, lo que provocó que Costa Rica se retirara en protesta de los órganos políticos del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) a principios de diciembre.

Situación poco clara
El domingo, el papa Francisco hizo un llamado a los países de la región a “ redoblar con generosidad los esfuerzos por encontrar una solución rápida a este drama humanitario ” .

El acuerdo suscrito este 28 de diciembre del 2015 es un paso importante hacia la solución definitiva de los cubanos varados en Costa Rica.

No obstante, la situación de otros 750 cubanos que se encuentran en la frontera de Panamá con Costa Rica no luce para nada clara.

Estos migrantes no alcanzaron a obtener una visa de tránsito antes de que el gobierno de San José las suspendiera en forma definitiva el pasado 18 de diciembre.

El gobierno panameño cerró este viernes los albergues temporales de los migrantes cubanos en el fronterizo poblado de Paso Canoas y los reubicó en pequeños hoteles, según un comunicado de la Presidencia.

La medida se tomó luego de una visita a la zona de una comisión oficial que constató las advertencias de la Cruz Roja panameña sobre las condiciones de hacinamiento y los riesgos de salud que enfrentaban los cubanos en los albergues.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)