18 de mayo de 2016 04:57

La réplica de 6.8 grados provocó el corte de fluido eléctrico en Esmeraldas y se sintió con fuerza en Santo Domingo y Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 16
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 1
María Victoria Espinosa
y Bolívar Velasco

El nuevo movimiento telúrico de 6.8 grados de magnitud, según el informe preliminar del Instituto Geofísico de la Politécnica Nacional, puso en alerta a Esmeraldas. El epicentro fue en Mompiche, en el sur de esa provincia.

En la capital, los esmeraldeños salieron a las calles la madrugada de este miércoles 18 de mayo. Ahí provocó un corte de energía en toda la ciudad y las familias entraron en pánico por el fuerte movimiento.

Los habitantes se ubicaron en los portales de sus casas para ponerse a buen recaudo y siguiendo las indicaciones que han difundido los representantes de las unidades de gestión de riesgos de los municipios.

Una de las primeras recomendaciones que hizo el responsable de la Secretaría de Gestión de Riesgos en Esmeraldas, Betto Estupiñán, fue que las familias vayan a sitios seguros para evitar cualquier complicación por réplicas.

Desde de la Gobernación de Esmeraldas se pidió mantener la calma y tomar precauciones, pues hasta el momento no se conoce de daños graves y no se puede evaluar porque la ciudad se quedó sin luz eléctrica. Se confirma si hay una vivienda colapsada.

Entre los habitantes del centro de la ciudad volvió la incertidumbre debido a que hay edificaciones cuarteadas y que están siendo evaluadas tras el terremoto del pasado 16 de abril que dejó más de 7 000 damnificados en la provincia de Esmeraldas.

En el caso de la isla de Muisne, los habitantes empezaron a evacuar al continente por precaución, y la Gobernación de Esmeraldas descartó toda alerta de tsunami. Entre las personas que están en los albergues temporales hubo gran temor, sobre todo en Chamanga, cuyas estructuras ya fueron afectadas en un 90% tras el sismo del pasado 16 de abril.

Santo Domingo
Las alarmas de los vehículos se prendieron durante los tres movimientos telúricos que se sintieron en Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente de Ecuador, la madrugada de este 18 de abril de 2016. Las personas salieron de sus casas y se ubicaron en las calles y zonas seguras.

Hubo gente que dejó sus hogares con los frascos de sus medicamentos, colchas, mochilas de seguridad y sus celulares en las manos. En especial las que viven en estructuras altas. En la avenida Chone, las personas ocuparon el centro de la calzada por temor a que los edificios colapsen o los postes de luz se caigan.

Hasta las 03:30 de este 18 de abril de 2016, las personas aún no retornaban a sus viviendas. “Por fin habíamos retomado nuestras actividades con normalidad y ahora este sismo nos vuelve a poner en sustos”, señaló Beatriz Paez, moradora de la avenida Chone.

En esa zona, un edificio está siendo demolido debido a que sus estructuras colapsaron luego del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter del pasado 16 de abril de 2016.

Según el ECU 911 de Santo Domingo, hasta el momento no se han registrado afectaciones en la provincia Tsáchila. Las vías Alóag – Santo Domingo y La Independencia – Los Bancos – Calacalí están habilitadas.

Guayaquil
En Guayaquil también se sintió el movimiento telúrico. Aunque fhubo reportes de varios sectores de la urbe, no se reportaron mayores novedades hasta las 03:30 . Incluso las personas no salieron a las calles, como ocurrió el 16 de abril pasado.

Según un reporte del Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) de las 03:40, no hay peligro de Tsunami por el temblor sentido esta madrugada. El organismo publicó en la cuenta Twitter dos reportes de que "no hay peligro de tsunami'.

Además, se informó que las llamadas telefónicas que se receptan esta madrugada desde distintas ciudades no dan cuenta de daños de consideración.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)