1 de febrero de 2018 11:37

El 30,5% de accidentes de tránsito se registra en Quito

Según los datos de la ANT, el uso del celular es el principal elemento distractor al momento de conducir en las vías. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Según los datos de la ANT, el uso del celular es el principal elemento distractor al momento de conducir en las vías. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Daniel Romero
Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Del total de accidentes de tránsito que hubo en el país durante el año pasado, el 30,5% ocurrió en Quito, según los datos con los que cuenta la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). Aunque ese porcentaje bajó en relación con el 2016, cuando se ubicó en el 33,9%, la cifra de fallecidos aumentó.

Las cifras de la ANT sobre la cantidad de siniestros, heridos y fallecidos en Quito muestran que en el 2016 murieron 233 personas en 10 256 accidentes. Pero en el 2017, esa cifra se incrementó a 274 fallecidos en 8 828 siniestros.

El atropellamiento, según la ANT, es el segundo tipo de siniestro más común en Quito. Durante el 2017, en la capital se produjeron 1 543 atropellos.

En el país, los datos de la ANT revelan que la principal causa probable para los siniestros de tránsito es el conducir desatento a las condiciones de tránsito. Lo que más distrae es el uso del teléfono celular, las pantallas de video, la comida y el uso de maquillaje.

Del total de causas probables, el 24,43% se atribuye, según la ANT, a que los conductores no manejan atentos a las condiciones del tráfico.

Para Roberto Custode, consultor en temas de movilidad, en la actualidad, no solo en el Ecuador sino en el mundo, los accidentes de tránsito han experimentado un aumento relacionado con el uso del celular. “La mayoría de vehículos ya cuenta con la opción de manos libres. Sin embargo, la distracción se da por el uso de las aplicaciones de mensajería como el Whatsapp”, comentó.

Este experto explica que en el país no hay suficientes datos que permitan determinar en qué grado los siniestros de tránsito se dan por el uso de las aplicaciones de mensajes de texto. “A nivel de otros países de América y Europa sí se ha trabajado en estos datos y una de las conclusiones es que la primera causa de accidentes de tránsito es por el uso del teléfono celular”, comentó. Además, cree necesario que debe haber iniciativas para crear dispositivos que bloqueen la señal celular en los carros.

Un dato importante es que, durante el año pasado, el mayor número de fallecidos en Quito pertenecía al rango de edad entre los 20 y 64 años. Como una referencia, en el 2017 fallecieron 39 personas cuyas edades estaban en el rango entre los 25 y 29 años.

El hermano de Diana Agual tenía 12 años cuando falleció después de ser arrollado por un camión en la antigua vía a Conocoto. Según Agual, el conductor no respetó el semáforo en rojo y eso provocó el accidente fatal.

En el caso del hermano de Agual, el fallo judicial señaló que la causa del accidente fue por imprudencia del niño. Para su familia, con base en los testimonios de las personas que estuvieron en el lugar, el problema fue que el conductor no estuvo atento a la presencia del niño y no se detuvo como indicaba el semáforo en luz roja.

Para enfrentar el proceso, la familia Agual recurrió a la Fundación Cavat que se dedica a la atención y asesoramiento a víctimas de accidentes de tránsito. Actualmente, esa Fundación trabaja en un plan piloto enfocado en la educación vial para los niños, padres de familia y profesores sobre cómo actuar en las vías.

Según Kléber Almeida, coordinador general de Cavat, parte del trabajo en seguridad vial es una propuesta a la Asamblea Nacional, presentada en noviembre del 2017, en la que se plantean mejoras al Reglamento de la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

Para Almeida, aunque la ley tiene muchos avances, el tema de seguridad vial, sobre todo enfocado hacia los niños se puede mejorar. Por ejemplo, el uso de los asientos para los menores, en la parte posterior del vehículo, es una norma que se debe difundir y controlar.

Actualmente, Fundación Cavat trabaja en un plan piloto sobre educación vial enfocada en los estudiantes. Lo aplicará en cuatro escuelas con el objetivo de entregar a los niños herramientas para desplazarse más seguros en las vías.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)