24 de noviembre de 2014 13:36

Las abejas de Guayas, Esmeraldas y Pichincha fueron envenenadas

Colmenas de abejas fueron envenenadas.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 197
Triste 10
Indiferente 3
Sorprendido 4
Contento 5
Andrea Medina

Cerca de 70 colmenas de abejas que se ocupan para la producción apícola, en la región Andina y en la Costa ecuatoriana, fueron destruidas en el último mes de noviembre del 2014.

El anuncio lo dio Heriberto Paredes, dirigente de la Federación Nacional de Apicultores del Ecuador (Fenade). Los percances les sucedieron a más de tres apicultores asociados.

Paredes se percató de este hecho ocurrido en su propiedad, el pasado 15 de noviembre. Cuando visitó su finca ubicada en la Costa, en El Empalme, provincia del Guayas, se encontró con las abejas muertas de más de 30 colmenas.

Me matan por una mala acción con algún insecticida”, indicó el apicultor. Según la denuncia, las abejas fueron envenenadas “con Malathion, un líquido blanco que se utiliza en las cosechas para el control de insectos”. Luego, la miel fue sustraída de las colmenas que también fueron rotas.

Según Paredes, la razón para esta destrucción puede ser la alta demanda de la miel en el país y la rentabilidad que tiene actualmente este negocio. En la región Costa, agrega, se comercializa a USD 20 el litro de miel; mientras que en la Sierra, en ciudades como Ambato, el litro se vende en USD 15.

A este incidente se suman las pérdidas de otros apicultores, que también son parte de la Fenade. El apicultor Polivio Morillo, quien tiene su negocio en el cantón Atacames, en Esmeraldas (Costa), perdió 15 colmenas. “Las colmenas fueron envenenadas para robarse la miel sin darse cuenta el riesgo de la salud de los que consumieron esas mieles”, dice un comunicado.

En la región Andina le sucedió lo mismo a los apicultores Manuel Navarrete y Hugo Rosero, quienes trabajan en el cantón Mejía. A ellos les destruyeron más de 20 colmenas. Las abejas de un colmenar de Navarrete fueron fumigadas y murieron todas.

Paredes presentó la denuncia de estos percances en la Fiscalía, pero aún no han recibido una respuesta concreta. “Solo en mi caso el daño asciende a los USD 10 000”. Cada colmena tiene un valor de entre USD 250 y 300, con el material genético (abejas incluidas). En promedio, un apicultor produce no más USD 400 de miel al mes.

“La apicultura está olvidada, si es una rama de la agricultura. El mismo agricultor es enemigo del apicultor, cuando sabe que sin las abejas no puede producir”, indicó Paredes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (60)
No (3)