29 de March de 2010 00:00

20 heridos se recuperan del choque

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Judicial

‘Momentos antes solo recuerdo que pasamos el peaje y la Virgen que hay en Calacalí, a partir de ese instante no recuerdo nada más, me desperté aquí en la clínica”.

Así.  Mireya Coronel, una de los pasajeros que viajaban en el autobús de la Cooperativa San José de Minas, recuerda el accidente ocurrido a las 11:11 del sábado, en la vía Calacalí-La Independencia, a la altura del sector Alcantarillas de la Mitad del Mundo.

 

Otro percance grave
En la Panamericana,    el 17 de marzo,  se produjo un accidente en el sector entre Alóag  y Machachi, en el  sur de Quito. Dos personas fallecieron y 27 resultaron heridas. El equipo de fútbol y el grupo de ‘cheerleaders’  de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE)viajaban  a Machachi en el bus que  cayó 18 metros a un barranco.
Cuatro  ambulancias  del Cuerpo de Bomberos, una de la Policía y otra del  Consejo Provincial de Pichincha y vehículos particulares trasladaron a las víctimas a los centros de salud. En ese accidente la camioneta que perdió el control se partió en  dos y sus dos ocupantes fallecieron en el instante. El conductor, Carlos Iván G., de 38 años, y su acompañante, Carlos G., de 16 años.
La joven,  de 17 años, salió de su casa, ubicada en Nanegalito,  en  el noroccidente de la provincia, para comprar un par de zapatos en el Centro Comercial El Condado, en el norte de Quito.

“Los zapatos más caros de su vida”, relató su tía política Isabel Romero. Ella  recibió la llamada de los socorristas, momentos después del accidente.  Le informaron sobre el suceso y el estado de su sobrina. “Me hice cargo de ella y de sus dos hermanas, tras las muerte de su madre, hace más de tres años. Las niñas viven con su papá, pero siempre nos comunicamos. Mi marido y yo estamos muy pendientes de ellas”, refirió.  

Carlos Vinces y Miguel Betancurt, quienes también viajaban en el bus y que  fueron ingresados en la Clínica Cotocollao, coinciden en que no recuerdan la causa del percance vial. 

Según el Cuerpo de Bomberos de Quito, la central recibió una llamada cinco minutos después de la colisión. Un camión blanco de placas TDF - 248, una plataforma sin placas y el  bus intercantonal de la Cooperativa San José de Minas -de placas XPL-818- chocaron en el  1,5 km de la citada vía.

  Luis S., conductor del camión blanco,  se recupera de heridas leves y se halla  bajo vigilancia policial. El conductor de la plataforma, quien hasta la tarde ayer no era identificado,  murió tras el impacto. Hasta ayer se desconocía el paradero del conductor del bus. Según la Policía, el chofer del autobús huyó  tras el accidente sin  ayudar a los heridos ni notificar al servicio de  Emergencias. 

El reporte de los Bomberos dio cuenta de  20  pasajeros heridos. Estos fueron trasladados a las clínicas Cotocollao, Colonial, Vozandes  y al  Hospital Pablo Arturo Suárez, en el norte de Quito.  En la   primera  ingresaron 12 heridos, de los cuales tres fueron dados  de alta entre el sábado y ayer.

 Enrique Pasto, de 31 años, y Mariana Tituaña de 50, fallecieron     en el  sitio del accidente.

  En tanto, el pequeño Cristian Flores, de 18 meses de edad,  falleció en la Clínica Cotocollao debido a las complicaciones  que presentaba cuando ingresó. Así lo señaló Rodrigo Moreno, médico residente, quien estaba de turno.

 “El niño llegó en estado crítico, tenía una grave fractura en el cráneo y  se encontraba anémico.  Después de media  hora de intentos de reanimación,  falleció”, mencionó el facultativo. Rosa Farinango, madre del menor, fue dada de alta el  sábado.

Edilma Andrade, abuela del niño, quien también viajaba en el bus,  se recupera en la misma clínica. “Ella  no presenta lesiones ni fracturas graves, por lo que  podría ser dada de alta en los próximos días. Cuando despertó la señora, preguntó por su nieto. Tuvimos que decirle que falleció cuando ingresó”, señaló el galeno.

 Las ocho personas que permanecen en la Clínica Cotocollao se encuentran en  observación.  “Todas se mantienen estables aunque algunas presentan fracturas de extremidades y del tórax”, explicó Moreno. 

Coronel fue una de las más afectadas. Ella tiene fracturas en la clavícula, los brazos y en la cabeza, por lo  que deberá permanecer en observación los siguientes días, según los especialistas.

“Un tráiler chocó con el bus. Yo estaba sentada en la mitad del transporte y salí volando en el momento del choque. Eso me contaron cuando  desperté. Tengo suerte de estar viva, es un milagro”, relató la joven, aún adolorida. Ella está en la habitación 202.

 Aunque la joven no logra recordar el instante de la colisión, las suturas en su cuello, brazos y parte posterior de su cabeza le dan, dice,  una idea de la gravedad del estado en el cual  llegó.

La Policía de Tránsito de Pichincha informó que se investigan las causa del accidente múltiple.

 Esa vía donde se registró el accidente es muy transitada los fines de semana,  debido a que es una  ruta de acceso rápido a la ciudad Mitad del Mundo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)