14 de julio de 2018 00:00

20 grandes parques, listos para el verano en Quito

Estos pequeños juegan en un espacio verde del Parque Metropolitano Guangüiltagua. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Estos pequeños juegan en un espacio verde del Parque Metropolitano Guangüiltagua. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Paseos en botes, acceso a canchas deportivas, juegos infantiles, senderos, espacios verdes, áreas para asados y pícnics, pistas para atletismo, caminata, bicicleta y patinaje. Son algunos de los servicios que ofrecen los 11 parques metropolitanos que tiene Quito.

También se puede disfrutar en otros espacios emblemáticos como El Ejido, La Alameda y El Arbolito, y parques nuevos como el Parque de las Tripas, en La Vicentina; el Parque Inglés o el Parque de la Mujer, en el norte; el Miranda Amaguaña, en esa parroquia rural; o el Parque Santa Ana y el Pío Montúfar, en el sur.

Eduardo Naranjo, director de Parques de la Empresa Metropolitana de Obras Públicas, señala que antes de que llegaran las vacaciones de verano se dio mantenimiento y se abrieron nuevos senderos en los parques metropolitanos Guangüiltagua y La Armenia.

Para tener una guía antes de visitar el Guangüiltagua y el parque La Carolina, está disponible para celulares Quito App. Esta ofrece la opción de reservar canchas o parrillas y tiene mapas y datos sobre los servicios y juegos que hay en cada zona. Esta aplicación móvil se puede descargar desde las tiendas Google Play, para teléfonos con sistema Android, y Apple Store, para celulares marca iPhone.

En el Metropolitano Guangüiltagua, el primero de ese tipo en la ciudad, se ofrecen caminatas guiadas, a cargo de un grupo de guardaparques que está trabajando tanto en ese espacio como en el Itchimbía.

Una de las innovaciones en La Carolina y en el parque Bicentenario, que está avanzando en su construcción, son los juegos de equilibrio.

Según Naranjo, se trata de estructuras que combinan metal y madera sobre una base acolchonada sintética, que se siente suave al caminar y amortigua el impacto si algún niño se cae al escalar o intentar sostenerse en pie sobre el juego de la raposa o la flor de taxo.

El pequeño Juan Camilo, de 4 años, disfrutaba ayer de estos juegos junto a su padre Juan Carlos Rodríguez. Él aprovechó su viernes de descanso para salir con el último de sus tres hijos, a quien llama cariñosamente “el conchito”.
Planea llevarlo al Bicentenario y al Metropolitano durante el verano, porque ambos disfrutan de actividades de aventura y respirar aire puro.

Estos juegos se colocaron por primera vez en La Carolina hace dos años y son un diseño de Judith Sánchez, que está registrado en el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual. Está previsto que se levanten espacios similares en otros sitios más adelante.

En los parques metropolitanos se están sembrando plantas arbustivas para que haya más aves y mamíferos de bosques, con el fin de devolverle su hábitat a especies que por el crecimiento de la ciudad están aisladas solo en las quebradas.

A Esmeralda Pérez le parece buena idea que se amplíen los espacios verdes para poder salir con sus niños de 4, 10 y 14 años durante las vacaciones. Ayer iban a subir a los botes de La Carolina, luego de haber disfrutado del Parque Inglés.

Le gustan esos sitios porque tienen opciones para gente de todas las edades y mientras los niños juegan, ella descansa a la sombra de un árbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)