Sesión fotográfica de un postboda en la hacienda San Agustín de Callo, en Lasso, provincia de Cotopaxi. Foto: cortesía de Santiago Sánchez

Sesión fotográfica de un postboda en la hacienda San Agustín de Callo, en Lasso, provincia de Cotopaxi. Foto: cortesía de Santiago Sánchez

Matrimonios en destinos únicos del Ecuador

Edwing Encalada Ponce. Redactor (I)

Los paisajes naturales, playas con características únicas, haciendas patrimoniales y los destinos exóticos nacionales, no solo que invitan a las parejas a enamorarse, sino que ahora ponen al Ecuador como un atractivo destino para el turismo de bodas.

Según Edward Cotton, presidente de la Asociación Internacional de Profesionales en Bodas de Destino (IADWP por sus siglas en inglés), una pareja puede gastar alrededor de USD 60 000 en una boda promedio.

“Si quieren celebrar una boda increíble, tiene que ser en Ecuador”, destacó Natalia Bejarano, vicepresidenta de IADWP, a quien le agradó la posibilidad de realizar una boda ancestral en los Andes, acompañada de rosas de fama mundial y orquídeas endémicas. “Al año, 160 000 bodas de estadounidenses se celebran fuera de los Estados Unidos”.

Para Carla Vasco, directora de la empresa Viajes, Bodas y más, el país posee una gran oferta natural que va desde los atardeceres, destinos exóticos en la Amazonía y naturales de fama mundial como Galápagos.

Para ella, uno de los destinos que tiene valor histórico para celebrar un matrimonio es la hacienda San Agustín de Callo, ubicado a 75 km al sur de Quito, en Lasso. Este lugar se erigió sobre un palacio inca, pero también alojó en su suelo a un convento agustino y fue morada temporal de la Misión Geodésica Francesa, en 1742.

El patio principal de este lugar alberga tres distintos estilos de construcción: el inca imperial del siglo XV, el español colonial del siglo XVIII y el republicano del siglo XIX.

Galápagos, en cambio, destaca como el destino ideal para una “boda encantada”, según Vasco, porque se puede contraer nupcias sobre las arenas blancas del archipiélago, cerca de lobos marinos e iguanas.

“Galápagos es un destino muy buscado para las segundas nupcias que realizan personas de la tercera edad”, añade Pamela Erazo, representante de Wedding & Travel Planner. Según ella, en esas bodas se han logrado llenar barcos con los familiares de los novios.

Para Erazo, Ecuador también tiene una oferta de bodas simbólicas y alternativas. “La tendencia entre los extranjeros es la conexión con la naturaleza y la espiritualidad, por eso buscan bodas con ritos chamánicos en lugares místicos, como en el Quilotoa al atardecer”.

Tanto Vasco como Erazo recomiendan realizar sesiones fotográficas de preboda, aprovechando las bondades naturales del país, como los Andes, las playas o sitios emblemáticos.

Algunos datos

Representantes del IADWP recorrieron por ocho días los rincones más destacados de los Andes y el Pacífico en el país.

Según la Asociación de Consultores Nupciales (ABC por sus siglas en inglés), este mercado creció 60% en el mundo.

La oferta de naturaleza y haciendas patrimoniales es la más llamativa en Ecuador.