Tres kilómetros de arena blanca tiene la playa de Los Frailes, en Manabí. Este sitio es parte del Parque Nacional Machalilla, un área protegida. Foto: Cortesía Ministerio de Turismo

Tres kilómetros de arena blanca tiene la playa de Los Frailes, en Manabí. Este sitio es parte del Parque Nacional Machalilla, un área protegida. Foto: Cortesía Ministerio de Turismo

Sábado 13 de octubre 2018

El ingreso a la playa de Los Frailes seguirá con control estricto

Edwing Encalada. Redactor (I)
eencalada@elcomercio.com

La belleza natural que encontrará en la playa de Los Frailes, rodeada de arena blanquecina comparable con la de Galápagos, forma parte de un paisaje que invita a un descanso reparador, en medio de acantilados, diversidad faunística y aguas que a ciertas horas del día toman una tonalidad turquesa. Sin embargo, también es un ecosistema delicado que merece especial atención.

Los Frailes, ubicada a 12 km de Puerto López en la provincia de Manabí, es la zona de recreación y turismo establecida dentro del Parque Nacional Machalilla, creado el 26 de julio de 1979 y que es una de las áreas protegidas más extensas de la Costa nacional, la cual está compuesta de dos zonas: una terrestre de 56 184 ha y una marina de 14 430 millas marinas de extensión.

Su playa aún conserva su estado natural, debido a que su bosque seco no ha sido alterado. Al adentrarse por sus senderos, se encontrará con árboles en forma de botella y gruesas espinas, acompañados de cactus alargados y finos, palosanto, barbasco, manzanillo, muyuyo y arrayán. Las hojas de estas variedades de plantas formaron una especie de pasadizo que es utilizado como escondite por los animales que habitan allí y que pueden ser observados durante las mañanas.

José Luis Mendoza, director del Parque Nacional Machalilla, advierte que en el cuidado de este paraíso natural están comprometidos los guardaparques y la comunidad que habita cerca. Antes de que los turistas ingresen, unos guías imparten una charla preventiva en la garita de control.

Carteles informativos colocados por el Ministerio del Ambiente para preservar el ecosistema. Foto: Archivo / VIAJAR

Carteles informativos colocados por el Ministerio del Ambiente para preservar el ecosistema. Foto: Archivo / VIAJAR

Allí se cuida que no ingresen con alimentos ni que porten envases que puedan convertirse en basura. Se advierte, además, que es prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas, portar cigarrillos o elementos para hacer una fogata. No se puede acampar, bucear ni pescar.

El estricto control que se ejerce en esta zona le mereció que en el 2015 sea considerada como la playa más limpia del país, dentro del concurso Ecuador Potencia Turística.

El ingreso al público está permitido a partir de las 08:30. Las visitas culminan a las 17:00, cuando un grupo de guardias ingresa para pedir a las personas que abandonen la playa.

“Hemos tenido problemas en las noches, cuando han intentado ingresar en embarcaciones, pero la Marina nos ha ayudado a controlar luego de las denuncias de la comunidad”, reconoce Mendoza.

Grupo de turistas abandonando la playa de Los Frailes. El sitio cierra al público a las 17:00. Foto: Archivo / VIAJAR

Grupo de turistas abandonando la playa de Los Frailes. El sitio cierra al público a las 17:00. Foto: Archivo / VIAJAR

En el último feriado por los 198 años de independencia de Guayaquil, al Parque Nacional Machalilla asistieron 4 009 visitantes. Mendoza explica que en temporada turística, se disponen hasta 18 guardaparques, mientras que en días regulares, entre seis y ocho personas cuidan del entorno.

“El pasado 18 de septiembre, aterrizó un helicóptero en la playa, entre las 15:00 y 16:00. Los turistas lo fotografiaron. Cuando los guardaparques se acercaron, se elevó y se alejó del lugar”, recuerda Mendoza, quien insiste en que los controles deben ser diversificados.

La única infraestructura que hallará allí son miradores, senderos, tres baterías sanitarias, tres urinarios y dos duchas desarenadoras, en las cuales está prohibido el uso de champú y jabón ya que los químicos empleados en su fabricación pueden afectar al entorno del sitio.

Para que los baños y duchas funcionen, recientemente se conformó una asociación entre los habitantes de Machalilla denominada Asoprofrailes, quienes son los encargados de dar mantenimiento a estos servicios, dotar de agua de pozo a las baterías sanitarias y de la venta de refrescos, cuidando de que no generen basura.

El estricto control que se ejerce en Los Frailes le mereció que en el 2015 sea considerada como la playa más limpia del país, en del concurso Ecuador Potencia Turística. Foto: Cortesía Ministerio de Turismo

El estricto control que se ejerce en Los Frailes le mereció que en el 2015 sea considerada como la playa más limpia del país, en del concurso Ecuador Potencia Turística. Foto: Cortesía Ministerio de Turismo

Ellos son los que recomiendan a los turistas a que visiten Puerto López, Agua Blanca o Machalilla para alimentarse, ya que el ingreso de comida a Los Frailes está prohibido.

En el Parque Nacional Machalilla se han registrado 81 especies de mamíferos, 270 de aves y 143 de peces. Una de las especies que allí habita y que se encuentra declarada como amenazada es la tortuga marina carey.

Entre los mamíferos, el venado de cola blanca, el venado colorado y el ocelote son especies amenazadas. En las aves, el albatros, ave migratoria que anida en Machalilla y en la isla de la Plata, también es otro animal amenazado.

Senderos que conducen a la cima de las montañas de la reserva natural, para poder acceder a una vista panorámica de Los Frailes. Foto: Archivo / VIAJAR

Senderos que conducen a la cima de las montañas de la reserva natural, para poder acceder a una vista panorámica de Los Frailes. Foto: Archivo / VIAJAR

Recuerde

A partir de las 08:30 puede ingresar a la playa. La permanencia en este lugar solo es permitida hasta las 17:00.

No está permitido el ingreso de alimentos, bebidas alcohólicas, cigarrillos, cerillos y carpas para acampar.

En la playa no está permitido bucear ni pescar. Solo puede recorrer sus senderos y bañarse en sus tibias aguas.