Imagen del videojuego 'El Urcututo' diseñado por el peruano Alejandro Marticorena. Foto: captura de pantalla

Mitos y leyendas andinas, una exitosa inspiración para videojuegos

Chamanes, búhos gigantes, ayahuasca y laberintos prehispánicos, son las piezas clave para crear el videojuego perfecto. Al menos esa fue la fórmula con la que un grupo de jóvenes peruanos consiguió el éxito en el pasado ‘Game Jam’ de México, en donde la innovación y la temática fueron categorías donde la creatividad y cultura peruana destacaron.

‘El Urcututo’ y el ‘Lanzón Monolítico’ fueron los videojuegos peruanos inspirados en mitos amazónicos y leyendas andinas, que resultaron premiados en el reciente ‘Game Jam’, concurso en donde participaron 30 proyectos de todo Latinoamérica organizado por la Universidad Tecnológica de Monterrey, en México.

Alejandro Marticorena, diseñador de ‘Urcututo’, y Brando Canchanya, co-creador de ‘Lanzón Monolítico’, tuvieron sólo 24 horas para lograr esta hazaña.

“En esta ‘Game Jam’ de México tuvimos sólo 24 horas para poner el 100 % de nuestras capacidades. Fue un gran reto para nosotros”, contó Marticorena, quien utilizó el mito del Urcututo, un búho gigante que ayudaba a los ‘chamanes’ (guías espirituales) de la Amazonía peruana. Para Marticorena, utilizar estas historias ocultas del Perú les ayudó a diferenciarse en el concurso.

“Nosotros tomamos como referencia la historia del ‘Urcututo’ y le añadimos un lado espiritual, ya que el búho puede viajar por este plano y llevar diferentes elementos a los chamanes dentro del juego”, sostuvo el autor, quien destaca la facilidad de los relatos mágicos de la selva para hacer un videojuego de aventura.

Mientras tanto para Canchanya, este concurso confirmó el gran potencial que tiene la cultura peruana para los videojuegos. “El bagaje que tenemos es tan amplio, que es una mina de oro para explotar”, expresó Canchanya.

Este diseñador peruano utilizó la documentación que se tiene sobre los Chavín, una cultura prehispánica que se desarrolló 400 años antes de Cristo, para recrear “el viaje” que tiene un chamán al momento de su iniciación y plasmarlo en un laberinto con diferentes niveles y retos que hacen del videojuego entretenido y original.

“Los ingresos que generan los videojuegos son mucho mayor al combinado de la industria del cine, de la televisión y la música juntos. Así que dinero dentro de ésta industria hay y es abrumador”, señala Canchanya.

La inversión para videojuegos en Perú y en general Latinoamérica es aún muy baja, y sin embargo hay muchos profesionales ‘stand alone’ que han logrado crear juegos realmente interesantes, pero si tuvieran la ayuda de algún ‘publisher’ de gran alcance, como Bethesda, Blizzard o Playstation, se podría generar un ‘boom’ creativo de videojuegos en todo Latinoamérica.