18 de octubre de 2018 00:00

Washu, un proyecto para salvar a los monos de la Costa

Actualmente, 45 familias de la provincia de Esmeraldas son parte del programa que busca cuidar los bosques. Foto: Cortesía.

Actualmente, 45 familias de la provincia de Esmeraldas son parte del programa que busca cuidar los bosques. Foto: Cortesía.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Isabel Alarcón
Redactora (F-Contenido Intercultural)
ialarcon@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las acciones de conservación en la Costa ecuatoriana involucran a las comunidades locales, a través de iniciativas que promueven el desarrollo sostenible de sus habitantes y evitan la deforestación.

El proyecto Washu, parte de la Fundación Naturaleza y Vida, trabaja desde el año 2012 en la conservación del mono araña de la Costa, con un modelo que combina la investigación científica, la educación ambiental y el desarrollo de actividades económicas con el fortalecimiento comunitario.

El objetivo es cuidar los bosques donde viven estos animales, que actualmente se encuentran en una categoría de amenaza en el país y a sus poblaciones que cada vez son más pequeñas.

El proyecto se inició con la participación de 11 familias de agricultores de la comunidad de Tesoro Escondido. Ellas trabajaron en el programa para fortalecer sus capacidades en el cultivo nacional de cacao, tuvieron capacitaciones para mejorar la calidad de los cultivos, apoyo para la certificación orgánica y vínculos con compradores éticos.

También acordaron detener la deforestación e incorporar áreas de reforestación dentro de sus tierras. En el 2016, estas familias crearon una nueva asociación llamada Asoprotesco. Con este programa se preservan más de 400 acres de bosque primario y secundario en la zona donde viven.

Felipe Alfonso-Cortes, director Ejecutivo del proyecto Washu, explica que actualmente trabajan con 45 familias en Esmeraldas, “todas comprometidas en la conservación de sus propios bosques”.

Alfonso-Cortes considera importante que estas personas se vinculen en el proyecto, ya que los lugares donde se encuentra un alta biodiversidad son también zonas donde los índices de pobreza son muy elevados y las personas locales dependen de los recursos del bosque para su sustento.

Actualmente, a través del proyecto se está promoviendo el emprendimiento llamado Washu Chocolate. Las barras son hechas con el cacao orgánico cosechado por las familias de Tesoro Escondido, en la provincia de Esmeraldas. Las ventas son destinadas a mantener las actividades de Proyecto Washu.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)