15 de julio de 2019 11:53

Vendedor ambulante de Brasil intenta encontrar a una mujer que le pagó más de lo que debía por unos caramelos

"Mi padre me enseñó a ser honesto" dice el vendedor ambulante de caramelos brasileño que busca a una mujer que le pagó más de lo que le debía. Foto: Facebook/ Phellipe Guimarães.

"Mi padre me enseñó a ser honesto" dice el vendedor ambulante de caramelos brasileño que busca a una mujer que le pagó más de lo que le debía. Foto: Facebook/ Phellipe Guimarães.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Elcomercio.com

Phellipe Guimarães, un vendedor ambulante de Brasil, hizo un pedido por medio de Facebook que causó asombro en las redes sociales. Busca encontrar a una mujer que le pagó más dinero del que debía por unos caramelos que compró. Lo hace, según declaró al medio O Globo porque "mi padre me enseñó a ser honesto". 

El pasado 10 de julio del 2019, Guimarães contó en su perfil de la red social lo que había sucedido esperando que alguien le ayude a identificar a la mujer para poder devolverle el dinero. Según su relato, la mujer compró dos caramelos y le pagó con un billete de dos reales brasileños (unos USD 0,53). 

"Los coloqué en mi funda, como siempre hago y cuando me detuve a contar el dinero me di cuenta que sí, eran dos reales y otro billete de 100 reales (unos USD 26,67) envuelto en su interior", dijo.

Por ello emprendió la búsqueda para dar con la mujer a quien describió como una pelirroja que tenía un tatuaje de mariposa en su mano . "Que Dios nos ayude a encontrar a la señora. Desde ya se los agradezco", concluye el texto en el que hizo el pedido. 


El vendedor de 27 años considera que el error fue una "señal de Dios" pues dos días antes de que esto suceda, fue agredido en la calle en la que vive y perdió su teléfono celular y 420 reales (unos USD 112), según recoge el diario O Globo. Guimarães contó que con el dinero pensaba pagar la matrícula de su hijo en la escuela, por lo que se vio obligado a pedir prestados 100 reales para hacer el proceso.

"Mi padre me enseñó a ser honesto en todo momento y en mi vida. Siempre he tenido buenos valores. He recibido el pago incorrecto en otras ocasiones y lo devolví", asegura. Considera que su actitud "debe considerarse normal" como algo que deberían hacer todos y aseguró que cree que "las personas carecen de empatía". 

Antes de dedicarse a la venta ambulante de caramelos, según O Globo, Guimarães trabajó como soldador de astilleros. En el año 2017 perdió su trabajo y empezó a vender hielos saborizados para poder mantener a su familia. Además de vender caramelos, que le genera unas ganancias diarias de 80 reales (unos USD 21,33), Guimarães trabaja elaborando bocadillos.

Desde que perdió su trabajo en el 2017, el padre de familia se dedica a la venta ambulante de caramelos. Gana unos USD 21 al día. Foto: Facebook/

Desde que perdió su trabajo en el 2017, el padre de familia se dedica a la venta ambulante de caramelos. Gana unos USD 21 al día. Foto: Facebook/ Phellipe Guimarães.

Guimarães es padre de dos hijos pequeños, David de seis años y Lara de cuatro y, según sus palabras, hasta hace un mes su esposa también estaba desempleada. Actualmente ella trabaja en un hospital de Campo Grande, pero antes vendía dulces en las calles de Río junto con él. 

A cinco días de la difusión en Facebook del pedido de ayuda para encontrar a la mujer que le pagó de más, la publicación de Guimarães suma más de 5 000 compartidos. Supera las 3 600 reacciones en la red social y los 2 900 comentarios que aplauden en su mayoría, la honestidad del vendedor 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)