2 de noviembre de 2020 00:00

Los últimos primates del Azuay luchan por sobrevivir

El mono aullador habita en la Costa ecuatoriana. Fotos: Cortesía

El mono aullador de la Costa es uno de los más grandes del país y no se desplaza grandes distancias. Fotos: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Isabel Alarcón

Una pendiente protege a los últimos monos de Azuay. Se trata de un bosque, aún inaccesible debido a su topografía, que alberga a las dos únicas especies de primates que habitan en la provincia y que fueron recientemente halladas en el lugar. Mientras tanto, los intereses mineros y las amenazas para la fauna crecen en esta zona; y los escudos naturales no serían suficientes para asegurar el bienestar de los animales.

La presencia de los primates en Azuay fue comprobada en una publicación reciente. Diego Tirira, investigador de la fundación Mamíferos y Conservación, explica que al analizar información sobre la distribución de estos animales en el país, se llevó la sorpresa de que no había registros en esa provincia. Con el objetivo de confirmar su existencia y determinar si existían áreas adecuadas para la conservación, el investigador realizó este trabajo, que fue financiado por la Prefectura del Azuay.

Según el artículo, se llevaron a cabo dos visitas al área de estudio en diciembre del 2019 y enero del 2020. Durante el trabajo de campo se realizó un censo de primates y se entrevistó a los pobladores para conocer qué especies habían visto en el sector. Además, se revisaron mapas satelitales para identificar las zonas con remanentes de bosques nativos.

Tras el recorrido, se identificó que poblaciones de Aloua­tta palliata y Cebus aequatorialis sobreviven en las estribaciones occidentales de Azuay.

Los investigadores obtuvieron 15 registros de la primera especie y siete de la segunda. Para Tirira, la presencia de los monos en esta zona llama la atención, ya que es una provincia de la Sierra. Lo interesante, es que Azuay cuenta con áreas que están por debajo de los 15 metros sobre el nivel del mar y a poca distancia de los manglares de Guayaquil. En estas se crean las condiciones para el desarrollo de los animales.

El mono aullador de la Costa o Alouatta palliata es uno de los más grandes del Ecuador y es un primate que se mueve poco. Por eso, puede ocupar áreas pequeñas o fragmentos de bosques, y se alimenta de hojas. El mono capuchino ecuatoriano no es tan abundante como el anterior y está clasificada como una de las 25 especies de primates más amenazadas del mundo.

“Especies que están en peligro en el país todavía sobreviven en algunas localidades que desconocíamos”, dice el investigador. Una vez que se identificó la presencia de los animales, se realizó un análisis geográfico para ver el estado de las poblaciones. Se encontraron alrededor de 50 000 hectáreas de bosque fragmentado, y uno de los parches más grandes tiene 10 000 hectáreas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (1)