Documentales a la carta para disfrutar en este verano
Un presupuesto millonario para mejorar las cárceles …
La política para el agua y el saneamiento se modifica
85 niños y adolescentes, a la espera de sus trasplantes
Talleres en parques de Quito, una opción al aire lib…
Ney Farías, hace 21 años lleva una prótesis y nada la frena
35 jóvenes emprenden con enfoque de conservación ambiental
Bolivia suma 67 feminicidios este 2021, uno de los p…

El turismo en Asia, víctima colateral del virus chino

El turismo a nivel internacional se vería afectado por coronavirus. Foto: Agencia AFP

El turismo a nivel internacional se vería afectado por coronavirus. Foto: Agencia AFP

El turismo en Asia podría verse afectado por epidemia de coronavirus. Foto: Agencia AFP

La decisión de Pekín de suspender los viajes organizados al extranjero para intentar contener la epidemia del virus de Wuhan podría afectar de manera considerable al turismo mundial, empezando por algunos países asiáticos que dependen en particular de los visitantes chinos.

Por lo menos 80 personas han muerto en China tras haber sido infectadas por este nuevo coronavirus, según el último recuento provisorio de las autoridades locales, que multiplican las medidas drásticas para frenar el contagio tanto en el interior como en el exterior del país.

Tras el aislamiento de la ciudad de Wuhan, epicentro de la epidemia, y luego de casi toda la provincia central de Hubei donde viven más de 56 millones de habitantes, Pekín anunció este fin de semana la suspensión de los viajes organizados en China y el extranjero.

El número de turistas chinos en el extranjero se ha multiplicado casi por diez desde 2003, el año de la epidemia de SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) , otro coronavirus, indicó la consultora Capital Economics en un informe.

“Los gastos de visitantes chinos representan actualmente una parte importante del PIB” (Producto Interno Bruto) de algunos territorios y países asiáticos, como Hong Kong, Camboya, Tailandia y Singapur, según Capital Economics.

En 2003, la epidemia del SRAS en Asia había provocado una caída de cerca de un tercio del número de turistas chinos.

Si este año se produce una caída similar, “esto amputaría entre 1,5 y 2 puntos de porcentaje del PIB de los países más vulnerables”, agrega Capital Economics.