10 de enero de 2019 15:40

Una ola de 1 600 metros pudo causar la extinción de los dinosaurios

Según científicos una ola de 1 600 metros de altura habría extinguido a los dinosaurios.

Según científicos una ola de 1 600 metros de altura habría extinguido a los dinosaurios. Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hace 65 millones de años un asteroide se impactó contra la tierra y su choque produjo un cráter de 180 kilómetros en la Península de Yucatán, que ahora forma parte de México. Este impacto trajo consecuencias devastadoras, no solo por el golpe contra la tierra, sino por una enorme ola de 1 600 metros que se produjo después del choque.

El asteroide que impactó contra la tierra se llamó Chixculub, los expertos piensan que pudo formar parte de uno más grande que colisionó en el espacio y se dividió en fragmentos. La fuerza del impacto hizo que la enorme roca espacial se hunda a 1 500 metros de profundidad diez minutos después del golpe contra la superficie.

Investigadores del Departamento de Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, aseguran que tras el choque se generó un enorme tsunami que alcanzó los 1 600 metros de altura, es decir 4 veces la altura del edificio Empire State, uno de los más altos del mundo.

Los expertos aseguran que la ola, en una primera instancia, pudo alcanzar una velocidad superior a los 140 kilómetros por hora impactando desde el Golfo de México y luego extendiéndose por el Atlántico. Esta gran ola pudo ser la causante de la extinción de los dinosaurios, la especie que poblaba el mundo hace 135 millones de años.

"El asteroide de Chicxulub provocó un enorme tsunami, como no se ha vuelto a ver en la historia moderna. No fue hasta el inicio de este proyecto que me di cuenta de la escala real del tsunami ", aseguró Molly Range, la investigadora principal del proyecto, a Live Science.

El cráter generado por el asteroide fue descubierto en los años 80, cuando un grupo de científicos analizaba imágenes digitales de la península de Yucatán y descubrió un enorme anillo casi perfecto. La geóloga colombo-argentina Adriana Ocampo fue la primera en asegurar, en aquella época, que el enorme cráter fue producto de una colisión espacial y tenía razón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)