25 de octubre de 2017 13:05

Tribunal delibera sobre pedido de acción de protección de Glbti contra Iglesia

La audiencia de Acción de Protección contra la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y grupos religiosos de la marcha 'Con mis hijos no te metas' se realizó este miércoles, 25 de octubre del 2017. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Este miércoles, 25 de octubre del 2017, se realiza la audiencia del pedido de acción de protección de grupos Glbti contra la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y el grupo Vida y Familia. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Mariela Rosero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Luego de casi tres horas y media de audiencia, el Tribunal de Garantías Penales, del Complejo Judicial de Quitumbe, delibera en torno al pedido de acción de protección de grupos Glbti. Su planteamiento es que se tome en cuenta que los mensajes promovidos por #ConMisHijosNoTeMetas son discriminatorios para esta población vulnerable.

A las 12:15 de este miércoles 25 de octubre del 2017, el juez Wilson Caiza pidió a los presentes salir de la sala de audiencia 107, del complejo del sur de Quito. En el lugar hay simpatizantes de grupos religiosos, de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y de Vida y Familia, y también de los accionantes, colectivos de Gais, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexo (Glbti).

La defensa de estos grupos recordó la condición de vulnerabilidad en que viven. Utilizaron cifras de un estudio del INEC sobre la discriminación que sufren. Enfatizó que hablar sobre identidad sexual natural, de hombre y mujer, en los comunicados, mensajes en redes sociales e intervenciones de organizadores de la marcha del 14 de octubre pasado los pone en riesgo. Esto porque autoridades religiosas tienen el poder de influir sobre sus creyentes, por tanto su discurso de no tolerancia a la diversidad sexual se irradia.

En respuesta a eso, la defensa de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y Vida y Familia centraron su intervención es que no se puede exigir una censura previa o que se acalle la voz de quienes piensan distinto en torno a la identidad de género. Además aseguraron que los accionantes no lograron probar que se haya causado un daño real con esos mensajes. Hablaron de “teofobia”. Y señalaron que algunos de los diálogos, de redes sociales, provenían de organizaciones de Perú.

Únicamente se aceptaron dos amicus curiae. Del lado de los activistas Glbti estuvo Cristina Vera, de Surkuna, para quien más allá del resultado de esta audiencia la sociedad sigue debatiendo y eso es importante. Presentó legislación internacional que habla de que la libertad de expresión tiene límites cuando se difunden discursos de odio e intolerancia. Del otro lado estuvo Carlos Larsenio Larco, quien dijo que se han descontextualizado hechos y llamó a la tolerancia frente a quienes piensan distinto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)