Volqueteros decidieron no pagar el punto de control …
Ministro de Salud pide a Arcsa gestionar autorizació…
Primer ministro británico alerta que la variante ind…
ANT iniciará en 10 días procesos coactivos a conduct…
Canadá se prepara para relajar en el verano las rest…
Nueva York envía suministros médicos a la India ante…
Johanna Castillo es la primera reina de la Fundación…
Investigadores hallan una forma de inhibir la multip…

Estas especies de tortuga gigante de Galápagos están en peligro crítico de extinción, según la lista roja de la UICN

En la isla Isabela habitan cinco especies de tortugas gigantes de Galápagos. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

En la isla Isabela habitan cinco especies de tortugas gigantes de Galápagos. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Una gran alegría causó en expertos en conservación y en la comunidad científica el descubrimiento de un ejemplar de la especie de tortuga Chelonoidis Phantasticus en la isla Fernandina. Y es que hace 100 años, esta especie fue declarada extinta

El anuncio del hallazgo de la Chelonoidis Phantasticus lo hizo la tarde del martes 19 de febrero del 2019 el ministro del ambiente Marcelo Mata por medio de su cuenta de Twitter. En su mensaje indicó que el ejemplar, hallado durante una expedición liderada por el Parque Nacional Galápagos y la oenegé estadounidense Galapagos Conservancy, es una hembra adulta. 

Según el Atlas de Galápagos difundido por la Fundación Charles Darwin, actualmente se han descrito 15 especies de tortugas gigantes de Galápagos que habitan en 10 de las 13 islas del archipiélago. La isla Isabela el hogar del mayor número de especies de Chelonoidis, pues cinco tipos habitan en regiones distintas de norte a sur. 

En 1963, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), creó la Lista Roja de Espeices Amenazadas. Según el sitio web de la entidad, este listado es el inventario global más grande del estado de conservación de especies de plantas y animales del mundo. 

Actualmente, la Lista Roja de la UICN se compone de de siete categorías que agrupan a los especímenes de acuerdo al riesgo de extinción al que se enfrentan. Las categorías son: Casi amenazada y preocupación menor- que entran en el apartado de preocupación menor-, vulnerable, en peligro de extinción y en peligro crítico de extinción- que entran en el apartado amenazada-.

Por último, el apartado de extinción agrupa dos estados: Extinta en estado silvestre y Extinta. Y es precisamente en estos dos últimos apartados en los que la UICN coloca a las diferentes especies de tortugas gigantes de Galápagos. 

En el volcán Wolf reside la Chelonoidis becki, catalogada como una especie vulnerable dentro de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Se estima que los ejemplares de esta especie pueden llegar a vivir hasta 60 años, pero se desconoce la tasa de reproducción de los mismos.

También en Isabela habita la especie Chelonoidis microphyes, también conocida como Tortuga Gigante del Volcán Darwin. El 15 de agosto del 2015, la UICN como en peligro de extinción, pues se estima que existen unos 800 individuos maduros de esta especie y su tasa de reproducción es desconocida.

 En la isla Isabela habitan cinco especies de tortugas gigantes de Galápagos. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

La tercera especie de tortuga gigante que reside en la isla Isabela es la Chelonoidis vandenburghi, catalogada como vulnerable en la lista roja de la UICN desde el 2015. Sin embargo, se estima que la población está aumentando, llegando a alcanzar los 6 320 individuos maduros. Esta especie habita en el volcán Alcedo.

La Chelonoids guntheri o Tortuga Gigante de Sierra Negra es una de las que más preocupación genera en los expertos de conservación, pues se encuentra en peligro crítico de extinción con una población de entre 400 y 700 individuos y una tasa de reproducción desconocida. Esta especie, como su nombre común lo indica, habita en el volcán Sierra Negra.

La última especie de tortuga gigante que habita en Isabela es la Chelonoidis vicina y también está en peligro de extinción. Se estima que el número de individuos maduros de la Vicina, también llamada Tortuga Gigante de Cerro Azul, es de 2 600 individuos.

La isla Santa Cruz es el hogar de dos especies de tortugas gigantes. En el oeste se encuentra la Chelonoidis Porteri, en peligro crítico de extinción. Según la lista roja de la UICN, la población de estos ejemplares está en aumento y se estima que tiene existen unos 3 400 individuos maduros.

En el este de Santa Cruz habita la recientemente descubierta Chelonoidis donfaustoi, bautizada en honor a Fausto Llerena, el icónico cuidador del Solitario George. La especie, lamentablemente, se encuentra en peligro crítico de extinción con una población de solo 250 individuos maduros.

La incubación de las tortugas gigantes Chelonoidis donfaustoi se hace en cautiverio. La misma condición mantienen cuando nacen y crecen hasta los 5 años de edad. Foto: AFP

La isla Española es el hogar de Chelonoidis hoodensis, también en peligro crítico de extinción con una población estimada de entre 100 y 200 individuos, según la lista roja de la UICN, que resalta la existencia de un plan de recuperación de los ejemplares de esta especie.

En la isla San Cristobal está la Chelonoidis chathamensis, llamada popularmente Tortuga Gigante de San Cristobal. Con una población de individuos maduros de 2 950 ejemplares, la UICN catalogó a esta especie como en peligro de extinción.

La Tortuga Gigante de Santiago (Chlonoidis darwini) también está catalogada como en peligro crítico de extinción por la lista roja de la UICN, que destaca que la población de esta especie está en aumento y que existen espacios determinados para su conservación.

En la isla Pinzón habita la Chelonoidis duncanensis, que está en la categoría vulnerable de la Lista Roja de la UICN, pues tiene una población que oscila entre los 300 y los 400 individuos.

El Solitario George fue el último ejemplar de la especie Chelonoidis abigdoni. Murió en el 2012. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

En la isla de Pinta habitaba la Chelonoidis abigdoni, especie a la que pertenecía el conocido Solitario George que dejó extinta a su especie tras fallecer en el 2012. George fue el último individuo conocido de esta especie y se estima que murió con más de 90 años a pesar de los esfuerzos de expertos en conservación para lograr que se aparee con hembras de especies similares a la suya.

Otra especie de tortugas gigantes de Galápagos que se encuentra extinta es la de Floreana, conocida como Chelonoidis niger que fue detectada por primera vez por los zoólogos franceses Jean René Constant Quoy y Joseph Paul Gaimard en el año 1824.

Tras el redescubrimiento de la Chelonoidis phantasticus o Tortuga Gigante de la isla Fernandina, la Lista Roja de la UICN estima que existen hasta cinco individuos de esta especie, por lo que la cataloga como en peligro crítico de extinción.

Por último, en la isla Santa Fe habitó la Chelonoidis spp, que también se extinguió. Sin embargo, en el año 2014 se creó el proyecto Iniciativa para la Restauración de las Tortugas Gigantes que, en colaboración con el Parque Nacional Galápagos, Galapagos Conservancy y científicos, introdujeron nuevamente tortugas gigantes a Santa Fe. Para ello, utilizaron la especie más cercana a la Chelonoidis SPP, la Chelonoidis Hoodensis.