Servicios de matriculación y licencias siguen suspen…
Exportaciones crecieron 31% entre enero y agosto del 2021
USD 1 456 millones movió el coyoterismo en Ecuador en 2021
Experto denuncia censura en comisión que investiga P…
Rescatados los cuerpos de tres andinistas en el Chimborazo
Municipio en proceso de contratación del servicio de…
SRI recaudó más de USD 3 000 millones de grandes con…
Se amplía repavimentación en puente de El Guambra

En las terminales del país se activaron alertas por coronavirus

Enrique Jaramillo, coordinador médico de salud del Mariscal Sucre, de Quito, sigue protocolos contra el virus. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Enrique Jaramillo, coordinador médico de salud del Mariscal Sucre, de Quito, sigue protocolos contra el virus. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Personal en el aeropuerto de Indonesia realizan chequeos y preguntas a pasajeros. Foto: AFP

Las preguntas ¿qué países visitó en los últimos 21 días? o ¿cuáles son sus síntomas? se hacen a viajeros de quienes se sospecha pueden haber contraído el coronavirus. Es parte de los protocolos activados en Ecuador y en el mundo para captar a posibles infectados.

Estas medidas se ejecutan en aeropuertos, puertos y terminales terrestres para evitar la propagación del virus, que provoca infecciones respiratorias graves.

Hasta este jueves 23 de enero del 2020, en un último comunicado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se confirmó la existencia de 584 casos; 575 en China, donde han muerto 17 personas. El resto en Japón (1), Corea del Sur (1), Singapur (1), Estados Unidos (1), Vietnam (1) y Tailandia (4).

“Todos los pacientes habían viajado recientemente a Wuhan, la ciudad epicentro del brote”, explicó Tedros Adhanom Gebreyesus, director de la OMS. El organismo se abstuvo de declarar la emergencia internacional producto de este virus, relacionado con el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, siglas en inglés). Causó la muerte de más de 500 personas en el 2002 en Asia.

El Director de la OMS además señaló que “estamos informados sobre posibles casos en otros países, pero están siendo investigados”.

En Ecuador, por ejemplo, ya se han tomado medidas ante una posible llegada del virus, que apareció por primera vez en diciembre del año pasado.

Enrique Jaramillo, coordinador médico de salud internacional del Aeropuerto Mariscal Sucre, de Tababela, indica que el protocolo de acción para captar a un sospechoso comienza en el avión. La tripulación actúa y notifica a la torre de control. Esta emite la alerta al departamento médico -que está a su cargo- y entonces se activa una serie de pasos.

Lo primero es hacer una entrevista como la detallada. Luego se determina si hay fiebre o tos. Si el resultado fuera positivo, el paciente será trasladado a una unidad de salud, en ambulancia.

¿Qué pasa con las personas que estuvieron en contacto con él? Se hace un seguimiento de su estado de salud. Incluso, entre las recomendaciones consta estar pendientes de personas asintomáticas (sin síntomas de infecciones respiratorias), que estuvieron en la ‘zona cero’ o en la localidad china de Wuhan, en donde se localizó el primer diagnóstico.

Enrique Jaramillo, coordinador médico de salud del Mariscal Sucre, de Quito, sigue protocolos contra el virus. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En Ecuador, las autoridades del Ministerio de Salud han descartado la existencia de casos sospechosos. Incluso Jaramillo señala que aún no han realizado este procedimiento con los pasajeros, en la terminal aérea de Quito.

Lo que sí han hecho es informar esta normativa entre las aerolíneas, que han preguntado sobre las medidas y protocolos de actuación.

La OMS aseguró que, hasta el momento, se ha confirmado que el virus puede causar una enfermedad grave y puede ser mortal. En la mayoría de casos solo produce síntomas leves.

Los médicos ecuatorianos Esteban Ortiz y David Larreátegui -de UDLA y Andrade Marín– reconocen que aún hay poca información sobre esta nueva cepa. “Llama la atención que el coronavirus tenga una transmisión tan rápida y alta; se da producto de alguna mutación”, indicó Larreátegui.

Ortiz, en cambio, sostuvo que el diagnóstico es un procedimiento complejo, ya que, en su mayoría, se lo hizo por descarte. Es decir se hacen pruebas de influenza, neumonía y otros para ver de qué virus se trata. También se realiza con la llamada PCR en tiempo real.

Josefina Coloma, presidenta de Sustainable Sciences Institute, explicó que en esta prueba se detecta la presencia del nCoV -como se conoce a esta cepa- por medio de amplificación de la proteína de envoltura del virus, por lo que se practica esta opción.

Sin embargo, en Ecuador no se cuenta con los suficientes reactivos, por lo que se los enviará en los próximos 10 días. “Se están donando los reactivos, protocolos y controles al Inspi (Izquieta Pérez) de Quito, y esperamos se comparta con quien necesite”.

La idea es que el país esté preparado de forma correcta para enfrentar el virus. “En un principio serán unas 2 000 muestras para iniciar y entrenar al personal”.

Ayer, en horas de la tarde, los ecuatorianos residentes en Wuhan reportaron que presentaban un buen estado de salud. Ellos fueron contactados por la sección consular de la Embajada del Ecuador en Pekín, informó la Cancillería.

La Embajada nacional en China ha activado una línea directa con la comunidad las 24 horas del día. Su objetivo es que se puedan reportar circunstancias que requieran asistencia y monitoreo. También se les pide un fiel cumplimiento de las reglas emitidas por las autoridades chinas.

No olvide

Evitar  el contacto con personas que sufren de infecciones respiratorias agudas o graves, en el espacio público.

Lavarse  las manos con frecuencia es una de las medidas de protección efectivas y sencillas para la ciudadanía.

Si tiene un mal respiratorio cubrirse la boca al toser o estornudar con pañuelos o con la parte interna del codo.

Antes,  durante y después de un viaje internacional debe acudir al médico para descartar patologías relacionadas.

Para quienes  viajen a Wuhan (China), evitar el contacto con individuos con enfermedades respiratorias graves.

Tener buenas prácticas y conductas de higiene en oficinas o espacio público como el uso de gel antibacterial.

Suplementos digitales