¿Por qué la covid-19 puede causar diarreas y vómitos?
Siete puntos claves en la sentencia del Tribunal de …
Castillo tiene mucha izquierda, pocas mujeres y ning…
Al menos 41 heridos, 3 de ellos graves, tras sismo e…
Informe revela que variante delta se transmite tambi…
Kassandra, la niña nicaragüense que pinta para vence…
Gobierno eliminará ISD para transacciones de boleto aéreos
Corte de Pichincha emite fallo a favor de Jorge Yund…

Un asteroide amenaza con destruir la Tierra

El asteroide fue visto por primera vez en 1950. (Foto: Archivo )

El asteroide fue visto por primera vez en 1950. (Foto: Archivo )

El asteroide fue visto por primera vez en 1950. (Foto: Archivo )

1950 DA. Ese es el nombre de un enorme asteroide que está en curso de colisión con la Tierra, el cual se espera que cause un daño letal que eliminará la vida del planeta el 16 de marzo de 2880.

El descubrimiento, hecho por la Universidad de Tennessee y publicado este lunes 18 de agosto del 2014 en la revista Nature, muestra que la roca gigante gira sobre sí misma a una velocidad de 15 kilómetros por segundo, por lo que se cree que debería romperse en trozos antes de que alcance la Tierra.

El estudio revela que su impacto sería comparable a una explosión de 44 800 megatones de dinamita, según publica el portal Infobae.

Vista desde el lado norte del sistema solar hacia abajo, de la trayectoria del asteroide 1950 DA que golpearía la Tierra en el año 2880. Imagen: NASA / J. Giorgini (JPL).

Vista desde el lado norte del sistema solar, de la trayectoria del asteroide 1950 DA que golpearía la Tierra en el año 2880. Imagen: NASA / J. Giorgini (JPL).

Ben Rozitis, autor de esta investigación junto a Eric MacLennan y Joshua Emery, señaló que “entender lo que hace que este asteroide se mantenga entero podría ayudarnos a crear una estrategia de cara a evitar posibles impactos futuros”.

El asteroide fue visto por primera vez en 1950. Sin embargo, desapareció durante 50 años hasta el 31 de diciembre de 2000. Con los conocimientos que existen hoy en día resulta imposible desviarlo o destruirlo, aunque, entienden los investigadores, que con los cientos de años que separan a este fenómeno, se encontrará la solución a tiempo.