Falleció Teresa Minuche, primera candidata a Vicepre…
El presidente Guillermo Lasso compromete la construc…
El exalcalde Jaime Nebot se excusa de asistir a la s…
Turismo sostenible de ballenas
El profesional de la construcción José Crespo Toral …
La campaña ‘Usa la mascarilla por ti y por los tuyos…
Autoridades, familiares y amigos asisten al velatori…
Gobierno anuncia que entre el 2 y 31 de agosto de 20…

Todas las vacunas contra el covid-19 evitan la muerte y la hospitalización

En el Instituto Nacional Mejía, Guadalupe Sánchez esperaba su dosis de AstraZeneca. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

En los vacunatorios, los comentarios sobre los tipos de dosis anticovid-19 disponibles son variados. Un grupo anhela que le apliquen específicamente la fórmula de Pfizer-BioNtech. Otros, en cambio, están listos para recibir cualquier marca, ya que lo importante es la protección que todas brindan.

Héctor Sinchiguano, de 64 años, está en el grupo de ecuatorianos que pide una vacuna en especial. Él y su esposa Rosa Almeida, de 62, acudieron el lunes 14 de junio del 2021 al Colegio Nacional Mejía, en el centro, para intentar acceder a la primera dosis del laboratorio estadounidense y su socio alemán BioNtech.

Para ello llevó un certificado médico, en el cual se exponía que padece de una trombocitopenia inmunológica. Consiste en un sangrado excesivo e incontrolable. Debido a este problema, su esposa cree que Héctor debería ser vacunado con Pfizer. “Lo hemos leído en Internet y familiares nos han aconsejado que es la mejor para evitar complicaciones”.

Cuando llegaron al vacunatorio solicitaron la aplicación de esa fórmula. Les explicaron que no funciona bajo pedido.

Su esposa, un poco molesta, prefirió irse a su casa. Esperaremos”, dijo, tras reconocer que ningún médico les recomendó una específica.

Alfonso Jarrín, de 65 años, tomó otra decisión. Llegó al plantel cerca de las 11:30 del lunes. Pensaba que le colocarían la de Pfizer, ya que es adulto mayor. Sin embargo, le administraron la de AstraZeneca.

“Anhelaba que me pusieran esa dosis, por su efectividad. Aunque -reiteró- no me molesta recibir otra. La idea
es protegerse”.

Elizabeth Trejo aplica la dosis de Sinovac, en el Colegio San Pedro Pascual, en Quito. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Alfonso sabe que encarar al covid es muy fuerte. En agosto se contagió y estuvo más de un mes en terapia intensiva. “No quiero volver al hospital; cualquier vacuna es buena”.

El infectólogo Byron Núñez recuerda que todas las fórmulas sirven para generar una respuesta inmune contra la enfermedad (inmunogenicidad). Además, son seguras, por lo que no causan efectos adversos graves.

Por ello, señala, las personas no deben temer y tienen que vacunarse con cualquiera de las que han arribado al país: más de 4,2 millones de Pfizer, Sinovac y AstraZeneca. “Los inmunizados no ingresan a UCI por neumonía grave ni fallecen. El riesgo de trombos u otras complicaciones es nulo. Los beneficios son mayores”.

Jhommara Bautista, experta en biotecnología, coincide con su par. Explica que no es correcto comparar las dosis, ya que cada laboratorio hizo sus pruebas con una muestra y tiempos diferentes; además, las desarrollaron con la presencia o no del virus.

“Todas nos protegen sin excepción”. La contraindicación es si presentan alergia a componentes y si ante otro tipo de dosis sufren sarpullido, urticaria, hinchazón; no incide en quienes tienen problemas con el polvo, alimentos, etc.

Esta semana arrancó la administración a mayores de 16 años con males catastróficos o crónicos, como obesidad, enfermedad cardiovascular crónicas, patologías renales, hepáticas, VIH, inmunodeprimidos, síndrome de Down, etc.

El lunes, los esposos Nelson Muñoz, quiteño de 59 años, y Doris Muñoz, manabita de 53, acudieron motivados. Ambos viven con diabetes mellitus, por lo que están dentro de los grupos prioritarios, según el Plan de Vacunación 9/100.

Primero, la pareja acudió al centro de salud Panecillo, para sacar sus certificados médicos. Luego fueron al Colegio San Pedro Pascual, en el Centro Histórico, para su primera dosis. Les aplicaron Sinovac.

“Leímos en Internet que es la mejor para quienes tenemos comorbilidades. Así que nos vamos tranquilos”, comenta el quiteño. ¿Hubieran aceptado cualquier fórmula? Aseguran que sí, ya que lo importante es estar protegidos contra
la enfermedad.

En algunos países han puesto restricciones para el ingreso de personas vacunadas con una u otra marca. En mayo, la Unión Europea abrió sus fronteras a los turistas, en especial a los vacunados con Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Johnson & Johnson y Sinopharm. Aún evalúan en caso de haber sido la rusa Sputnik V.

#ATENCIÓN | La Arcsa autoriza la entrada de la vacuna china CanSino contra el #covid19 a Ecuador » https://bit.ly/3iGyfg1

Posted by El Comercio on Tuesday, June 15, 2021