Papa Francisco asegura que 'la alianza entre adultos…
Policía detiene a presunto involucrado en la explosi…
Hallan 190 tanques de gas abandonados en un bote en …
Sismo de magnitud 4.7 en zona de enjambres frente a …
EE.UU. prueba misil balístico intercontinental
El presidente surcoreano envía un nuevo mensaje conc…
Un ataque ruso causa cuatro civiles heridos en la re…
El 62% de los ataques con explosivos del país se com…

La Universidad Central empezó clases este 26 de marzo; pero el período de matrícula ordinaria se extenderá

Estudiantes que pasaron la nivelación para Artes Escénicas esperan en la Dirección de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones porque no pudieron matricularse en uno de los paralelos. Foto: Yadira Trujillo / EL COMERCIO

Estudiantes que pasaron la nivelación para Artes Escénicas esperan en la Dirección de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones porque no pudieron matricularse en uno de los paralelos. Foto: Yadira Trujillo / EL COMERCIO

Estudiantes que pasaron la nivelación para Artes Escénicas esperan en la Dirección de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones porque no pudieron matricularse en uno de los paralelos. Foto: Yadira Trujillo / EL COMERCIO

Chicos transitando por las vías universitarias, por los pasillos de las facultades y haciendo tiempo para entrar a una nueva clase, en las áreas verdes, mientras comen algo, volvieron a ser parte de la cotidianidad de la Universidad Central, desde hoy, martes 26 de marzo del 2019. Empezó un nuevo semestre.

Mayra Vega inició el sexto semestre de los 10 que corresponden a la carrera de Derecho. En este punto de su formación universitaria considera que “ya es momento de ir pensando en una especialidad”.

A ella desde ahora ya le atrae el Derecho Penal, mientras que su compañera Daniela González todavía no se ha decidido por una especialidad.

En la Facultad de Economía, desde el primer día de clases, los chicos de cuarto semestre se concentran en pasar todas las materias y dejar atrás la experiencia del “arrastre”. Al menos eso dijeron.

El anterior semestre Vanesa Garrido no pasó en la materia de Planificación Estratégica. Aunque reconoce que no es complicada.

Desde hoy, ella y sus compañeros permanecerán en la casona universitaria desde las 07:00 hasta las 19:00 y, en algunos casos, hasta las 21:00. El día pasa entre horas de clases y horas 'huecas', que utilizan para estudiar, conversar o comer.

Por sus arrastres (materias que arrastra del semestre pasado), Derek Tipán este semestre tiene que enfrentarse a compartir clases con compañeros que no conoce. Se sentó solo, en la parte posterior del aula. Solo esperó a que se termine la hora de clases para salir a buscar a sus amigos. Admite que se sintió raro.

En la Facultad de Derecho, los estudiantes esperan para el inicio de su segunda clase del primer día del semestre en las áreas verdes y pasillos. Foto: Yadira Trujillo / EL COMERCIO

La docente Brenda Vanegas imparte la clases de Consultorios Jurídicos y Derecho Constitucional en octavo y noveno semestre de Derecho. Espera que los días empleados en elaboración de sílabos y rectificación de insumos académicos beneficien en el rendimiento de los estudiantes que llegan a los últimos niveles en este semestre.

Pero otros estudiantes no pudieron iniciar clases hoy. Tuvieron problemas para matricularse y, desde las 08:00 acudieron a la Dirección de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones para pedir una solución al problema.

A las 10:00, la mayoría de los chicos que llegó a esa área pasó el curso de nivelación para la Carrera de Artes Escénicas. Contaron que el sistema informático de la universidad colapsó el sábado 23 de marzo, día en que tenían que matricularse desde las 08:00 hasta las 16:00.

Para esta carrera les informaron de la existencia de dos paralelos, pero los chicos aseguran que el sistema no habilitó el curso de la mañana, al que ellos desean acceder. Mientras, algunos de sus compañeros que eligieron el paralelo de la tarde no tuvieron problema en matricularse y podrían iniciar clases esta tarde con normalidad.

Les dijeron que podrían matricularse el lunes 25, pero tampoco sucedió. “Teníamos ilusiones, la Central es una de las mejores universidades del país. Pero hoy ya perdimos clases”, dice Lusiana Zambrano, de 18 años; se movilizó desde Ibarra para estudiar en la capital.

“Estamos preocupados, frustrados porque no tenemos los horarios, ni la malla curricular y sentimos miedo de quedarnos sin el cupo”, manifiesta Paola Basurto, quien también espera poder iniciar clases en la Facultad de Artes lo más pronto.

Debido a estos inconvenientes, el Consejo Universitario de la U. Central aprobó en sesión ordinaria, mantenida hoy, la extensión del período de matrícula ordinaria hasta el viernes 29 de marzo del 2019.