Gasolineras de Ibarra desabastecidas de combustibles…
Alianza de DD.HH. dice que desconoce el paradero de …
Ministerio de Educación abrió 18 bibliotecas
ANT refuerza seguridades informáticas de su sistema AXIS
La Asamblea recibiría antes del feriado el proyecto …
Indígenas mantuvieron movilización en la Sierra Centro
IMP evalúa el costo de reparaciones en el Centro His…
¿Quién era alias ‘Shakira’, relacionado al crimen de…

Dos perros con severos maltratos fueron rescatados de las manos de sus dueños

Dos perros fueron rescatados en el norte de Quito, el 13 de febrero del 2016. Fotos: EL COMERCIO

Dos perros fueron rescatados en el norte de Quito, el 13 de febrero del 2016. Fotos: EL COMERCIO

Dos perros fueron rescatados en el norte de Quito, el 13 de febrero del 2016. Fotos: EL COMERCIO

Canela y Negro, dos perros, uno boxer y otro mestizo, fueron rescatados de la casa en la que vivían en el norte de Quito. Ellos sufrieron severos maltratos que fueron denunciados por ciudadanos.

La Agencia Metropolitana de Control junto con el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) rescató a las mascotas este ayer, viernes 12 de febrero, a las 18:30, según informó hoy Cristian Rivera, director del COE.

En la terraza de una vivienda ubicada en el sector de La Gasca, estaba encadenada Canela y sin alimentación. Negro tampoco tuvo el cuidado adecuado.

Al dueño de los perros el Municipio le inició un proceso legal según la ordenanza 48 que se refiere a la Tenencia, Protección y Control de la Fauna Urbana en el Distrito Metropolitano de Quito.

Según el documento, esta sería una infracción grave cuya sanción podría ser una multa del 45 al 90% de una Remuneración Básica Unificada. El animal según esta ordenanza deberá ir al Centro de Gestión Zoosanitario de Quito (Cegezoo) para que sea esterilizado, vacunado e identificado para luego ser remitido a una fundación de protección animal.

Los dos perros se encuentran en recuperación en una clínica bajo la custodia de la Alcaldía mientras dura el proceso legal contra el dueño, informó Cristian Rivera.

Suplementos digitales