Informe técnico concluye que hubo anomalía en sistem…
Lasso condecoró a Ximena Garzón por su gestión en pl…
Tras renovación de Gabinete, solo cuatro mujeres ocu…
Fiscal presenta siete cargos contra el sospechoso de…
5 139 alertas de violencia intrafamiliar recibió el …
50 ballenas piloto murieron tras quedar varadas en I…
34 operadoras de buses en Quito cobran el pasaje aum…
Agua cristalina en la laguna de La Carolina

Al 80% de pacientes con epilepsia se controla con un solo fármaco

Imagen referencial. Según la OMS, en el mundo hay 50 millones de personas con epilepsia. Foto: Pixabay

Este 8 de febrero se conmemora el Día Mundial de la Epilepsia para promover la conciencia sobre esta enfermedad en todo la población.

La epilepsia es un trastorno neurológico que se caracteriza por la tendencia a presentar crisis convulsivas repetidas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo hay 50 millones de personas con epilepsia, lo que la convierte en uno de los trastornos neurológicos más comunes, y tres cuartas partes no reciben el tratamiento que necesitan. Y una cuarta parte de las crisis son inadvertidas por el paciente o familia.

El doctor Juan Montalvo Herdoiza explica que esta enfermedad neurológica crónica, que afecta principalmente al cerebro y específicamente a la corteza cerebral, se manifiesta básicamente con convulsiones, pero los síntomas también pueden ser no convulsivos.

"Por los síntomas puede ser una enfermedad muy alarmante, pero si se toman las medidas adecuadas y se hace el tratamiento indicado, es una enfermedad que se la puede controlar", dice el especialista.

Montalvo señala que cuando un paciente que convulsiona, su cuerpo tiembla, pierde saliva o se muerde la lengua, fácilmente se puede reconocer como una epilepsia, pero hay otros tipos que no presentan este síntoma.

Una de ellas es la epilepsia de ausencia en donde el niño, por ejemplo, se desconecta con el ambiente, hace un parpadeo durante 10 o 15 segundos y pierde el hilo de la clase, es como resetear el cerebro. El problema con este tipo de epilepsia, señala el galeno, es que muchas veces los padres no se dan cuenta y quien primero lo nota es la profesora.

¿Cómo detectar una epilepsia de ausencia? El mal rendimiento escolar puede ser un indicador. Montalvo menciona que muchas veces el menor es insultado por su bajo rendimiento, pero en realidad se trata de una epilepsia de ausencia. "Se le hace un tratamiento y después es el mejor estudiante", agrega.

Existen varios tipos de epilepsias que son más complejas como la parcial cognitiva en donde la persona se queda mirando fijo, hace movimientos de búsqueda de sus manos o de chupeteo de sus labios y no cae al suelo, ni pierde aparentemente la conciencia, pero sí tiene una desconexión de la realidad.

Montalvo explica que cualquier lesión que dañe la corteza cerebral podría desencadenar una epilepsia y puede presentarse desde el primer día de vida hasta el último.

Para el médico, una de las ventajas es que en la actualidad existen muchos fármacos para tratar la enfermedad. Así, un 80% de pacientes epilépticos se controlan con un solo medicamento, para un 10 y 15% se necesita combinar algunos fármacos y solo un 5% tiene epilepsia refractaria, es decir que la persona no responde al tratamiento.

Para sobrellevar la enfermedad, Montalvo resalta tres aspectos: el primero es que el paciente tome la medicación adecuada, el segundo es que se abstenga de beber alcohol y el tercero que no se prive del sueño. "La privación del sueño y el alcohol son detonantes severos de epilepsia", señala.

Dejar de lado la discriminación y el estigma que suelen rodear a la enfermedad también es importante. Montalvo menciona que muchas personas que la padecen son objeto de prejuicios, al punto que no buscan tratamiento para evitar que los relacionen con la misma. "Es un lastre histórico sobre la epilepsia y es hora de ir cambiando", finaliza.