¿Por qué es importante el distanciamiento?
Rescalvo y Paiva, el lado desconocido de los DT
Serenata quiteña en la agenda de Fiestas para el 5 d…
Violencia en Guayas obliga a migrar a la gente a otr…
Ecuador ha perdido USD 424 millones en el sector agr…
Río cancela fiesta de fin de año tras primeros casos…
Chile confirma su primer caso de variante Ómicron
Salario de profesores en Venezuela llega a USD 11

Pacientes con cáncer van a la Corte del Guayas para reclamar fármacos

El paciente pidió una acción de protección contra el IESS. Un juez negó su  pedido. Foto: EL COMERCIO

El paciente pidió una acción de protección contra el IESS. Un juez negó su pedido. Foto: EL COMERCIO

Este miércoles 10 de abril de 2019, Colón Sánchez ingresó en una silla de ruedas a la sala 5 de audiencias de la Corte de Justicia del Guayas. Foto: EL COMERCIO

No solo tiene que soportar las quimioterapias sino también un tortuoso proceso legal. Hace dos años Colón Sánchez recibió un diagnóstico de cáncer y su tratamiento se ha dificultado.

Este afiliado al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) padece de linfoma de Hodgkin. Pero conseguir el brentuximab, el medicamento que los especialistas le recetaron para su enfermedad, se ha vuelto un calvario.

El trámite comenzó en diciembre ante la Defensoría del Pueblo, entidad que le ayudó a presentar una acción de protección contra el IESS para obtener la medicina valorada en USD 4 000 cada dosis (al mes le costaría USD 12 000). El fármaco no es parte del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos, pero los médicos le indicaron que le ayudaría a frenar la enfermedad, acelerando la posibilidad de acceder a un trasplante de médula ósea.

El pasado 14 de marzo de 2019, este Diario solicitó información al IESS sobre este caso. Sin embargo, hasta ahora no hay un pronunciamiento.

Este miércoles 10 de abril de 2019, Sánchez ingresó en una silla de ruedas a la sala 5 de audiencias de la Corte de Justicia del Guayas. Su pedido de acción de protección fue negado por un juez y con el apoyo de la Fundación Jóvenes contra el Cáncer del Ecuador presentó la apelación.

Entre 2017 y 2018, este grupo ha ganado las acciones de protección de cinco pacientes que también solicitaron el brentuximab; uno de ellos falleció mientras esperaba la respuesta judicial. “Está confirmado en el exterior que es un fármaco efectivo. En este momento hay más de 100 pacientes que necesitan ese medicamento“.

La fundación pide al Ministerio de Salud Pública incorporar y aprobar en el nuevo Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos “medicinas de última generación, que ayuden a la sobrevida de los pacientes oncológicos”.

La actualización del cuadro básico sigue en espera

Nuevos antirretrovirales para el VIH, antibióticos, insulinas para la diabetes… Estos son algunos de los fármacos que están en espera para su incorporación al Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos.

El listado de fármacos vigente fue aprobado en 2013. Y la publicación de una nueva edición, la décima, aún no tiene fecha.

La elaboración del cuadro está a cargo del Comisión Nacional de Medicamentos e Insumos (Conamei), que es parte del Consejo Nacional de la Salud (Conasa).

Este último organismo está integrado por delegados del Ministerio de Salud, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, la Asociación de Clínicas Privadas, Solca, la Asociación de Facultades Ecuatorianas de Ciencias Médicas y de la Salud, entre otras entidades. En total son 12 entidades y la ministra de Salud, Verónica Espinosa, encabeza el directorio.

Para la décima edición, la Conamei propuso incluir 56 nuevos medicamentos. De estos, se pidió una revisión más profunda de 20.

El pedido se hizo en junio del año pasado, cuando la revisión de la nueva edición ya había concluido. Un mes después el Conasa pidió una prórroga de tres meses para otra “evaluación técnica pormenorizada de la medicina propuesta para inclusión” y porque se “analizaba la sostenibilidad financiera del sistema nacional de Salud”.

En octubre, por medio de un comunicado, Salud explicó que requerían hacer un análisis de los componentes de los fármacos, “principalmente su seguridad y eficacia”. El objetivo, según indicaron, era “garantizar beneficios reales, asegurando que la inversión de recursos públicos en ellos reporte un real aporte para el bienestar del paciente”.

La prórroga fue aprobada con los votos de nueve de los integrantes del comité. Desde entonces han pasado seis meses.

Otra asociación de pacientes suma 50 pedidos de fármacos

La Asociación Esperanza y Vida, que también agrupa a pacientes con enfermedades catastróficas, rechaza la negativa judicial para el acceso a fármacos. Cerca de 50 de sus integrantes están a la espera de medicamentos que no forman parte del cuadro básico.

Francisca Reinoso, presidenta de la asociación, dice que este tipo de medida va en contra de los artículos 362 y 363 de la Constitución del Ecuador, que garantizan el derecho a la vida, la salud y acceso a medicamentos de calidad, seguros y oportunos.

“Hay muchos casos judicializados en los que los pacientes han fallecido esperando la medicación -dice Reinoso-. No se pelea el medicamento sino la vida digna. No vean el precio del medicamento, vean la vida”.

Zaida Rouvira es la abogada de la asociación. Asegura que los últimos trámites de acciones de protección han demorado entre seis y ocho meses, cuando por Ley el trámite no debería pasar del mes y medio; otros pedidos, incluso, han sido rechazados.

“Están negando las acciones de protección y sentenciando a muerte a los pacientes con cáncer -afirma la abogada-. Presentaremos una queja ante el Consejo de la Judicatura y demandas contra el Estado por los pacientes que han muerto esperando sus medicinas”.

Nancy Loza ha pedido ayuda a su familia para comprar las dosis de Panitumumab, un fármaco que cuesta USD 5 000, recomendado para el cáncer de colon y recto. “Pero ya no me pueden ayudar. Creo que ya no podré soportar más”, dice tratando de no llorar. En febrero un juez negó su solicitud para que el IESS le entregue la medicina.

Suplementos digitales