Honduras se convierte en el tercer país del mundo en…
Al menos 1 muerto al derrumbarse un edificio de depa…
Militares decomisan 52 000 municiones en zona fronte…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 24 de junio del 2021
Equilibrar el trabajo desde casa, desafío de empresa…
Un 50% de casos de dengue se registra en chicos de hasta 14
La ocupación de UCI aún supera el 80% en los hospita…
David Grijalva: ‘Enfrentar al covid nos vuelve…

Un británico es hallado culpable de matar a dos mariposas protegidas

Un tribunal de Bristol, en el sudoeste de Inglaterra, declaró culpable a Philip Cullen, de 57 años, de la muerte de las mariposas de la especie grande azul (Phengaris arion)

Un tribunal de Bristol, en el sudoeste de Inglaterra, declaró culpable a Philip Cullen, de 57 años, de la muerte de las mariposas de la especie grande azul (Phengaris arion)

Imagen referencial. Un tribunal de Bristol, en el sudoeste de Inglaterra, declaró culpable a Philip Cullen, de 57 años, de la muerte de las mariposas de la especie grande azul (Phengaris arion). Foto: Wikicommons

Un británico fue declarado culpable este viernes 17 de marzo de 2017 por un tribunal de su país de capturar y matar a dos mariposas de una especie muy preciada y protegida, tesoro de coleccionistas.

Un tribunal de Bristol, en el sudoeste de Inglaterra, declaró culpable a Philip Cullen, de 57 años, de la muerte de las mariposas de la especie grande azul (Phengaris arion), y dictará su condena en abril de 2017.

“Es un caso único. Nunca antes se había perseguido la captura y muerte” de mariposas, dijo el fiscal Kevin Withey. Voluntarios conservacionistas sorprendieron a Cullen atrapando a las mariposas con una red en dos áreas protegidas en el sudoeste de Inglaterra.

La policía registró su casa en Bristol en febrero de 2016 y halló 30 bandejas de mariposas y polillas entre las que se encontraban las dos mariposas citadas. Los investigadores descubrieron que Cullen vendía las mariposas en eBay, y que dijo haber comprado las dos en cuestión a una granja francesa.

Descubierta por primera vez en el Reino Unido en 1795, las mariposas azules grandes desaparecieron del país en 1979, y fueron reintroducidas cuatro años más tarde en varios puntos del país.

Según la asociación de protección de las mariposas Butterfly Conservation, estas mariposas pueden alcanzar los USD 371 en el mercado negro.