El volcán Cumbre Vieja se estabiliza tras una semana…
Italia no reconocerá el régimen de los talibanes en …
Christian perdió sus brazos pero no pierde las ganas…
Los rostros de los migrantes ecuatorianos que no lle…
841 256 personas reciben el bono de USD 50; la lista…
Informe de Contraloría sobre contratos en España sig…
Testimonio: ‘He visto personas morir mientras …
César Díaz: ‘El próximo año comenzarán a funci…

La generación Unae busca cambios para la educación

Marcia Rea cursa una maestría en Estudios Culturales; busca aportar en la Educación Intercultural Bilingüe. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Desde la Ciudad de México, Gabriela Dávila se alista para ser parte de un cambio que espera en Ecuador. A través de una beca, la graduada de la Universidad Nacional de Educación (Unae) cursa la maestría de Desarrollo Educativo y se enfoca en las políticas de este ramo.

Esta formación, sostiene, le permite analizar la educación desde los sistemas políticos, los gobiernos, los movimientos sociales y las instituciones.

“Veo la posibilidad de construir una política con los protagonistas del sistema educativo y la sociedad civil en general”.

La misma aspiración tiene Marcia Rea. Tras haber terminado su formación en Educación Intercultural Bilingüe en la Unae, en el 2020, cursa la maestría de Estudios Culturales en la Universidad Andina. Su objetivo es tener un acercamiento teórico a la situación de las escuelas interculturales bilingües en las ciudades.

El Modelo del Sistema de Educación Intercultural Bilingüe (Moseib), explica, está diseñado para trabajar en escuelas de las comunidades. “No existe un modelo de enseñanza para alumnos de diferentes culturas que llegan a una sola escuela de la ciudad”.

Los graduados de la Unae, -creada el 2014 con el propósito de transformar la educación– buscan ser parte de una formación que responda a las exigencias de la sociedad actual.

Para eso es necesario el estudio y la capacitación continua de más profesores, señala Soledad Mena, investigadora y docente del área de Educación de la Universidad Andina.

Existe una contradicción, dice la catedrática, pues no hay presupuesto para solventar esa necesidad. “Hace falta la decisión política con base en una idea clara de la educación que se quiere para el país”.

El presupuesto actual de la Unae es de USD 16,5 millones. En enero alcanzaron su institucionalización con la elección de sus primeras autoridades, con lo que esperan ser parte del Fondo Permanente para el Desarrollo Universitario y Politécnico (Fopedeupo).

Este presupuesto general no ha subido en los últimos años, recuerda la exlegisladora Silvia Salgado, quien trató el tema en la Comisión de Educación de la anterior Asamblea Nacional. “Con el ingreso al Fopedeupo de más universidades, el mismo monto se deberá distribuir entre todas ellas”.

La Unae ha graduado a 2 026 docentes en 10 carreras. En Educación Básica -la más demandada- se tituló Raquel Mendoza en el 2020. Ella trabaja en la misma institución como técnica de Vinculación con la Sociedad.

La maestra coordina y da seguimiento a proyectos en los que alumnos de la Unae atienden a escolares. Por ejemplo, aplican estrategias para que alcancen destrezas en las asignaturas de lengua y matemáticas.

Al igual que Marcia y Gabriela, esta docente coincide en que su experiencia práctica desde los primeros niveles en la Unae le ha permitido encarar los problemas de la educación. Además, dicen, su formación en investigación será clave para el cambio necesario.

Raquel sostiene que están preparados para atender a los sectores vulnerables del país. Para la especialista Mena, esta podría ser una oportunidad para superar la falta de empleo que viven, como Danilo Reiban, quien desde que se graduó de la Unae en el 2020 no ha conseguido trabajo.

Frente a eso optó por la maestría de Sociología Política en la Flacso. Danilo dice que el viejo modelo de un estudiante receptor de conocimiento debe quedar atrás.

La universidad cuenta con siete carreras de pregrado, dos de profesionalización y tres programas de posgrado, que acogen a 6 001 alumnos.

Suplementos digitales