El CNE canceló a cinco organizaciones políticas nacionales
Caídas de árboles, inundaciones y siniestros de trán…
Alcalde y Reina de Quito ganan partida inaugural del…
Gobierno evalúa riesgos de nueva variante de coronav…
Conaie dice que no irá a diálogos sin resultados
Director y guía de la cárcel de Guayaquil, despedido…
Animada jornada de compras en Guayaquil por extensió…
Arte y artesanías en los corredores culturales

Gasto per cápita de Ecuador en salud es menor a USD 500

Imagen referencial. Ecuador es el quinto país con menor inversión en gastos de salud en Sudamérica, según el nuevo informe conjunto de Cepal y la OPS. Foto: Archivo EL COMERCIO

Ecuador es el quinto país con menor inversión en gastos de salud en Sudamérica, según el nuevo informe conjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 

El informe, que fue presentado el 14 de octubre del 2021, señala que, en el 2018, antes de la pandemia de coronavirus, el país tuvo un gasto público en salud del 4,2 del Producto Interno Bruto (PIB), una cifra menor al acuerdo regional del 6% del PIB, según la Cepal. 

Si se habla de gasto en salud per cápita, en el país es menor a USD 500. Venezuela, Perú, Paraguay y Brasil son algunos de los países que anteceden a Ecuador en menor gasto público en salud. Solo Uruguay supera el porcentaje del acuerdo regional. 

Para el analista económico Fausto Ortiz, la asignación de recursos públicos para temas sanitarios se incumple porque el Fisco no cuenta con dinero suficiente, debido al déficit presupuestario

La Constitución establece que el Presupuesto General del Estado destinado a salud se incrementará cada año un mínimo del 0,5% del PIB, hasta alcanzar al menos el 4%, pero no se llega a cumplir. Por ejemplo, en el 2020 (año de la pandemia) el 4% del PIB fue unos USD 3 952 millones, pero el Gobierno designó un presupuesto inicial de USD 3 067 millones y, a diciembre, el sector ejecutó apenas USD 2 589 millones. 

Según la Cepal, el bajo nivel de gasto público en salud va acompañado de un alto gasto de bolsillo en los países de América Latina. La necesidad de incurrir en gastos privados genera más desigualdad estructural en el acceso a los servicios de salud. Esto, a su vez, aumenta el riesgo de empobrecimiento de las personas, sobre todo de las que se encuentran en situación de vulnerabilidad

Es por eso que el organismo recomienda fortalecer las medidas de inversión pública en el sistema público de salud, en la universalización de los servicios de agua potable, saneamiento y electricidad, entre otros.  

Suplementos digitales