Acusan de abuso sexual a policía que invitaba a un m…
Lasso seguirá de cerca los proyectos estratégicos
Oferta de vuelos domésticos tiene mayor competencia
“Debemos ser más empáticas y solidarias frente a la …
Colombia pedirá carné de vacunación para ingresar al país
Bolsa con 31 kilos de cocaína fue hallada flotando en el mar
Guarderas criticó a Jorge Yunda durante la sesión solemne
Lasso aumentará apoyo para el financiamiento del Metro

USD 3,1 millones de perjuicio al hospital José Carrasco de Cuenca

Las bodegas de insumos y medicamentos del hospital del Seguro José Carrasco Arteaga. Foto: Lineida Castillo / EL COMERIO

Las bodegas de insumos y medicamentos del hospital del Seguro José Carrasco Arteaga. Foto: Lineida Castillo / EL COMERIO

Las bodegas de insumos y medicamentos del hospital del Seguro José Carrasco Arteaga. Foto: Lineida Castillo / EL COMERIO

A USD 3,1 millones asciende el perjuicio al hospital del Seguro Social José Carrasco Arteaga de Cuenca por insumos y dispositivos caducados, sobrantes y faltantes. Aparte hay otro rubro de USD 115 000 en medicinas caducadas y faltantes.

Un proceso de constatación física realizado dentro de las 86 bodegas y kardex (almacén más pequeño) ubicadas dentro del mismo hospital y el cruce de información con los registros del sistema sobre los medicamentos e insumos arrojaron esta información.

Según José Delgado, gerente de esta casa de salud, optaron por la constatación física porque previo a la adquisición de nueva mercadería, encontraron ciertas inconsistencias entre el stock y el abastecimiento de insumos y fármacos a la fecha.

Esa tarea se cumplió con un equipo multidisciplinario de 70 funcionarios, entre el 21 y 30 de agosto del 2019. De allí encontraron 662 ítems de insumos caducados por un monto de USD 2 70 802, 1024 en caducados por USD 1 972 786 y 561 ítems en faltantes por USD 384 172.

Lo extraño es que un volumen de insumos fue hallado camuflado en el cielo raso de uno de los pisos. Aparte se encontraron fármacos caducados, como gentamicina, Sulfadiazina de plata, Ceftazidima, Octanine F, entre otros. El último medicamento se utiliza en las coagulopatías.

La directora administrativa del hospital, Patricia Cordero, explicó que la norma establece que –al menos- una vez al año debe hacerse esa constatación de los productos. “Nosotros fuimos más lejos con una verificación integral de las bodegas”.

Para esto cerraron todas las bodegas y una sola abasteció a los afiliados durante los 10 días que duró ese proceso. Cordero y Delgado coinciden en que el perjuicio podría corresponder a los últimos ocho años, tiempo en que no se han realizado las comprobaciones.

Esa información técnica, principalmente por el hallazgo de insumos en el tumbado- ya fue remitida a la Fiscalía y a la Contraloría para que investiguen los casos y ubiquen a los posibles responsables, dijo Delgado. “Deberán identificar quién o quienes cometieron esos errores”.

En septiembre pasado, las autoridades del hospital despidieron a la persona que estaba a cargo de la bodega y que laboraba en la institución alrededor de tres años. La investigación se abrió contra esa persona, pero podrían involucrarse a otros funcionarios, dijo Cordero.

Suplementos digitales