Universitarios de Manta dan una paliza a un supuesto…
Cinco entidades no están autorizadas a realizar camb…
Viteri entra a la campaña por el municipio de Guayaquil
Viteri pide al Gobierno resultados en tema de seguridad
Recicladores de base accederán a la certificación po…
Ministerio de Energía socializa Ronda Petrolera Intr…
Lasso se disculpa con gobierno de Duque por venta de avión
Dos investigaciones en curso por la violación de est…

Universidad Andina: ‘César Montaño es el rector’

El rector electo de la Universidad Andina se refirió al ultimátum del presidente Rafael Correa. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El rector electo de la Universidad Andina se refirió al ultimátum del presidente Rafael Correa. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La Universidad Andina señaló que César Montaño se mantiene como rector. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador, aclaró este 6 de febrero del 2016 que César Montaño no ha dejado de ser el rector de ese centro de estudios. Esto en alusión a la carta que envió el docente ayer.

En la misiva dice que encarga el rectorado a Jaime Breilh Paz y Miño con el ánimo de “contribuir con un gesto concreto de apertura para la solución de la situación creada en nuestra contra”.

El Parlamento Andino, el Consejo de Educación Superior del Ecuador, el canciller Ricardo Patiño y hasta el presidente Rafael Correa tildaron de ilegal su designación. Aseguraron que no cumplió con todos los requisitos para ser rector.

En concreto, la transitoria exige que el título doctoral no se haya obtenido en la misma universidad donde se va a ejercer el cargo. Correa advirtió que la universidad deberá dejar el país si no se respeta la Ley.

Frente a esto, Montaño aseguró que su candidatura fue inscrita antes de que entre en vigencia esa transitoria. Recordó que hubo una consulta previa donde ganó y esto fue ratificado luego por el Consejo Superior del centro de estudios.

Según la Andina, no hay un tiempo determinado para que Jaime Breilh Paz y Miño esté como rector encargado. Será un plazo ‘prudencial’, mientras bajan las tensiones y se encuentra una salida a la polémica.

La universidad, en la actualidad funciona con normalidad tanto en el área administrativa como académica.