Boletería en línea para conciertos de Fiestas de Quito
Víctima que destapó los abusos sexuales en la Iglesi…
Gobierno renueva estado de excepción en las cárceles
Expertos de Sudáfrica confían en la respuesta de las…
Pentágono creará grupo especial para investigar avis…
Reforma tributaria: Gobierno recibe notificación de Asamblea
Los ministros de Sanidad del G7 analizan estrategias…
Pico y placa: Así será el tránsito en semana de fies…

La acidificación del océano altera el metabolismo de organismos esenciales

Las bacterias gastan mucha energía para adaptarse a las condiciones más ácidas de los océanos. Foto: Wikicommons.

Las bacterias gastan mucha energía para adaptarse a las condiciones más ácidas de los océanos. Foto: Wikicommons.

Las bacterias gastan mucha energía para adaptarse a las condiciones más ácidas de los océanos. Foto: Wikicommons.

La acidificación del océano afecta al metabolismo de las bacterias marinas, esenciales para la salud de los ecosistemas, y de organismos marinos que construyen caparazones o esqueletos de carbonato cálcico, como corales y moluscos.

Así se desprende de un estudio realizado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Linnaeus University de Kalmar (Suecia), publicado en la revista Nature Climate Change.

La acidificación de los océanos es el nombre que se da al proceso por el cual el ph de las aguas marinas desciende como consecuencia de la absorción de dióxido de carbono desde la atmósfera, lo que provoca un aumento de la acidez del mar, explica el CSIC en una nota de prensa.

Según la investigadora Celia Marrasé, las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono “alteran la química de las aguas de los océanos conduciéndolas hacia una progresiva acidificación que afecta gravemente a las especies del mar”, que deben invertir más energía para contrarrestar este estrés.

Las bacterias, explica el CSIC, juegan un papel muy importante en la salud de los ecosistemas marinos, degradan materia orgánica y sintetizan vitaminas imprescindibles para las algas del fitoplancton y otros organismos que habitan en los océanos.

A través de un experimento con agua de la bahía de Blanes (Gerona, noreste de España), los investigadores descubrieron que las bacterias gastan mucha energía para activar mecanismos bioquímicos y adaptarse a las condiciones más ácidas de los océanos.

Carles Pelejero, investigador del Instituto de Ciencias del Mar, dependiente del CSIC, afirmó que “es esencial evaluar el papel futuro de las bacterias en los océanos y poder entender las consecuencias que tiene la acidificación en el mar”.

Suplementos digitales