18 de junio de 2019 11:38

Sheila espera fuera de la cárcel a su dueño, detenido por robo 

Sheila es una perrita que se ha ganado el cariño de los trabajadores de una comisaría en Argentina por su lealtad a su dueño, quien cumple una pena de tres años y medio de prisión por robo. Foto: captura.

Sheila es una perrita que se ha ganado el cariño de los trabajadores de una comisaría en Argentina por su lealtad a su dueño, quien cumple una pena de tres años y medio de prisión por robo. Foto: captura.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 18
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La lealtad de las mascotas no tiene límites y la historia de Sheila, que ha conmovido a la policía de Argentina, es un claro ejemplo. Y es que la perrita espera desde inicios del 2018 en las afueras de una comisaría a su dueño, quien cumple una pena de tres años y medio de prisión por robo. 

De acuerdo con información difundida por el medio argentino La Capital, Sheila se ganó el cariño de los trabajadores por su lealtad hacia su dueño. Juan José Martiní, subcomisario de la comisaría de la localidad 25 de Mayo, cuenta que "el día en que hicimos el procedimiento y trajimos al hombre a la dependencia, al rato Sheila se presentó y ya nunca se fue. Creemos que debe haber seguido al patrullero". 

El medio informa que inicialmente la mascota se quedaba afuera del recinto policial, pero ahora "es una integrante más de la institución", pues entra y sale a su gusto, allí recibe alimento y tiene un lugar seguro para descansar. 

La perra, que tiene entre cuatro y cinco años de edad, es una mezcla de golden retriever. Desde que llegó a la comisaría "se ganó el cariño de todos y hoy forma parte de la familia de la dependencia, tan integrada está que cuando el personal sale a recorrer las calles a pie, ella los sigue", declaró Martiní al medio argentino. 

El personal de la comisaría también está junto a Sheila en los momentos difíciles. "Hace un tiempo", relata el subcomisario, "otro perro, un dogo, la atacó y la lastimó bastante. Enseguida el personal la llevó a una veterinaria donde la curaron". La mascota permaneció allí 15 días "y los gastos se cubrieron desde la comisaría.  

Los trabajadores de la comisaría creen que Sheila permanecerá allí hasta que su dueño cumpla su pena y, según La Capital, cuando llegue el momento de la despedida, Sheila será extrañada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (2)