Devotos a la Virgen de El Cisne iniciaron romería es…
Testimonio: 'No cualquiera puede vivir en el Cristo …
Peritos de EE.UU. recogen indicios en la zona cero d…
Guayusa ecuatoriana contará con un consorcio de prom…
Nuevo año escolar: uso de uniforme y la libre person…
Acuerdo de Primera Fase con EE.UU. cumple un año con…
¿Qué implica una transmisión comunitaria de viruela…
Lo que sabe de alias ‘Morado’, presunto autor de ate…

Variante Eek que reduce protección de vacunas contra el covid-19 fue hallada en Tokio

Trabajadores de la salud participan en un simulacro de inoculación, mientras el municipio local se prepara para la campaña de vacunación masiva contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en un centro comercial en Sakura. Foto: REUTERS

Trabajadores de la salud participan en un simulacro de inoculación, mientras el municipio local se prepara para la campaña de vacunación masiva contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en un centro comercial en Sakura. Foto: REUTERS

Trabajadores de la salud participan en un simulacro de inoculación, mientras el municipio local se prepara para la campaña de vacunación masiva contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en un centro comercial en Sakura. Foto: REUTERS

Alrededor del 70% de los pacientes con coronavirus analizados en un hospital de Tokio el mes pasado eran portadores de una mutación conocida por reducir la protección de las vacunas, informó el domingo 4 de abril de 2021 la cadena pública japonesa NHK.

La mutación E484K, apodada 'Eek' por algunos científicos, se detectó en 10 de las 14 personas que dieron positivo en las pruebas en el Hospital Médico de la Universidad Médica y Dental de Tokio en marzo, según el informe.

En los dos meses transcurridos hasta marzo, 12 de los 36 pacientes de covid-19 eran portadores de la mutación, y ninguno de ellos había viajado recientemente al extranjero ni había estado en contacto con personas que lo hubieran hecho, según el informe.

Los responsables del hospital no estuvieron disponibles para hacer comentarios.

En vísperas de los Juegos Olímpicos de verano, cuyo comienzo está previsto para julio, Japón está luchando contra una nueva ola de infecciones.

Los expertos en salud están especialmente preocupados por la propagación de nuevas variantes, cuando todavía no se ha iniciado la vacunación a gran escala de la población.

El viernes hubo 446 nuevos contagios en Tokio, una cifra que sigue siendo muy inferior al pico de más de 2 500 en enero.

En Osaka, se llegó a un récord de 666 casos. Los expertos sanitarios han expresado su preocupación por la propagación en torno a la metrópolis occidental de una cepa mutante que se sabe que ha surgido en Gran Bretaña.

La NHK dijo que ninguno de los pacientes del hospital de Tokio era portador de la cepa británica.