Moradores del norte de Quito reportan corte de luz
Rapero ruso se suicida para no ir a la guerra: 'no e…
Policía desplegó agentes mujeres en la Comandancia p…
Lula y Bolsonaro disputan el voto de Sao Paulo en ví…
Dos vehículos arden en Guayaquil tras atentados con …
Delfín Quishpe tiene sentencia ratificada por tráfic…
Fanáticos de Julio Jaramillo hacen romería en su tum…
La economía aún siente el efecto del paro nacional d…

Personas mayores de 60 años podrían quedar por fuera de los gimnasios

Para reabrir gimnasios y centros de acondicionamiento se propone que las personas de 60 años no puedan ingresar hasta que la pandemia desaparezca. Foto: Pixabay

Para reabrir gimnasios y centros de acondicionamiento se propone que las personas de 60 años no puedan ingresar hasta que la pandemia desaparezca. Foto: Pixabay

Para reabrir gimnasios y centros de acondicionamiento se propone que las personas de 60 años no puedan ingresar hasta que la pandemia desaparezca. Foto: Pixabay

Prohibir el ingreso de las personas mayores de 60 años hasta que la pandemia desaparezca es una de las propuestas que la Federación Ecuatoriana de Físico Culturismo y Levantamiento de Potencia, encabezada por Juan Fernando Paredes, está presentando a los representantes de los COE cantonales para impulsar la reapertura de los gimnasios y demás centros de acondicionamiento.

La medida la toman respaldados en la afirmación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que hace hincapié en que cualquier persona con “más de 60 años” entraría en el grupo de riesgo (junto con los enfermos de afecciones crónicas).

Semilleros de deportistas
Paredes afirma que en esos lugares se promueve un estilo de vida saludable y por ello está en contra de que ahora los gimnasios compartan “semáforo” con bares y discotecas. “Esos lugares no son indispensables. Allá la gente va a socializar. Hay consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas. Los gimnasios son cunas de deportistas”, señala.

Afirma, además, que decenas de personas dependen económicamente de estos centros de acondicionamiento físico y de ahí la urgencia de reabrirlos, pero cumpliendo un estricto protocolo de bioseguridad. “Si nos dejan junto a los bares y discotecas significa que abriremos al último. Eso desencadenará en el cierre definitivo de varios gimnasios”, añade.

Su protocolo de bioseguridad: trabajarán previa cita

Después de conversaciones con entrenadores y dueños de gimnasios de todo el país, esta federación elaboró un escrito de tres páginas en el que constan las medidas que tomarán para evitar la propagación del covid-19, pandemia que obligó a cerrar sus puertas a estos y otros negocios desde mediados de marzo.

Además de prohibir la presencia de personas mayores de 60 años hasta que termine la emergencia, dentro de esa guía a cumplir están: limpieza y desinfección de todas las áreas cada 60 minutos, eliminar dispensadores de agua compartidos, evitar aglomeración de personas en cualquier área o actividad, trabajar bajo previa cita, verificar la temperatura de los socios, uso obligatorio de mascarilla, entre otros.

Los gimnasios de Ibarra abrirían en mayo

Paredes añadió que el oficio tuvo aceptación en el COE de Ibarra y que la reapertura de esos centros podría realizarse el 18 de mayo o “máximo para la siguiente semana”. También afirmó que los dueños de los gimnasios están comprometidos con la causa. Y así lo confirmó Tatiana Sánchez, representante de Pacific Gym, con sedes en Carcelén y en el sector de La Carolina. “Estamos trabajando en la delimitación de espacios para garantizar el distanciamiento entre nuestros socios”.

Ella también se mostró contrariada por la categorización. “Deberíamos entender que los gimnasios pertenecen a otra categoría, pues el deporte es salud. También es clave recordar que el ejercicio fortalece el sistema inmunológico”.