Baja vacunación en Alemania por factores culturales …
Delta, la causa de más casos de covid-19 en Ecuador
Independiente revolucionó el fútbol del Ecuador
Homenaje a Benítez y Valencia en la agenda de Fiesta…
Si no se puede lavar las manos, desinféctelas con alcohol
La liberación de Jorge Glas se define en un proceso legal
La vida nocturna se activa en La Ronda y La Mariscal
Quito busca apoyo de Lasso, su vecino de Carondelet

Las pausas activas también relajan los músculos de la espalda

La práctica milenaria del yoga ayudará a relajar los músculos del cuello y de la espalda. Se debe practicarlo con ropa cómoda. Foto: Pexels

La práctica milenaria del yoga ayudará a relajar los músculos del cuello y de la espalda. Se debe practicarlo con ropa cómoda. Foto: Pexels

Estirarse lo que más se pueda con los brazos hacia el cielo o hacia el suelo ayuda a relajar los músculos de la espalda. Foto: Pexels

Las pausas activas son una alternativa para evitar dolores musculares o enfermedades a futuro por la repetición constante de un movimiento o de una posición, que por lo general se adopta en las oficinas y aulas.

Aunque estas sesiones de actividad física son propias del entorno laboral, por la emergencia sanitaria declarada a raíz del covid-19 se las sugiere a los estudiantes de los diferentes niveles, ya que ahora pasan más tiempo frente al computador o sobre una cama dedicando varias horas a las diferentes plataformas digitales.

Para que rindan el efecto deseado, el médico deportólogo Luis Peñaherrera sugiere hacerlas cada dos horas. También es necesaria una activación de 30 minutos al día para mantener un estilo de vida saludable. Lo ideal, según este especialista, es sumar 150 minutos de actividad física a la semana.

Estirarse al cielo y al suelo

Un movimiento adecuado consiste en pararse de la silla de trabajo y elevar los brazos lo más alto posible para estirarlos y relajarlos. Manteniéndose de pie también puede intentar llevar las manos al suelo. Todos esos ejercicios relajarán los músculos de la espalda, los más afectados cuando se permanece sentado o acostado por mucho tiempo.

Las pausas activas duran hasta 10 minutos

Diseñe una rutina con movimientos que sumen entre 5 y 10 minutos, tomando en cuenta todos los músculos del cuerpo. Uno de los ejercicios más conocidos y efectivos consiste en levantarse de la silla y con la espalda recta llevar los brazos hacia atrás y entrelazar las manos intentando que los dorsos ‘miren’ a la espalda. Ahora haga círculos con su cabeza y luego repita ese movimiento con los hombros. Con esta rutina, por ejemplo, activó y relajó los músculos del tren superior, incluida la espalda baja. Hago lo propio con los músculos de los miembros inferiores.

La práctica milenaria del yoga ayudará a relajar los músculos del cuello y de la espalda. Se debe practicarlo con ropa cómoda. Foto: Pexels

El ejercicio mejora la postura de la espalda

La práctica constante de una actividad física garantiza el fortalecimiento de todos los músculos del cuerpo. Sin embargo, para enfocar el trabajo en la espalda se sugieren alternativas como el indoor cycling y natación.

Ejercicio de estiramiento también relaja la espalda

Estos movimientos, bien ejecutados, son ideales para relajar los músculos de esa parte del cuerpo. Al igual que con las pausas activas, puede dedicar 10 minutos a esta actividad. Recuerde calentar antes los músculos y articulaciones.

El yoga, un aliado para liberar tensiones

Esta práctica milenaria se caracteriza por contemplar asanas posturas– enfocadas en relajar los músculos del cuello y la espalda. Para realizarlas se necesita una esterilla y ropa cómoda. En esta actividad pueden participar grandes y chicos, pues todas las posturas contemplan variantes.

Suplementos digitales