Cuatro sentenciados por asesinato de extranjera en c…
La negociación entre el Gobierno y los indígenas con…
Tránsito colapsó por acto de protesta de gremios de …
Cuenca está sitiada y sin provisiones por el paro
La producción petrolera, a punto de parar por las protestas
Alerta en el país por el abandono del esquema de vac…
Tres factores afectan la producción de cebolla
Cada uno está en su ‘trip’

La nutrición, una aliada contra el hipotiroidismo

Carbohidratos complejos, ricos en fibras, como las frutas, vegetales y algunos granos son recomendables para personas que padecen hipotiroidismo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Carbohidratos complejos, ricos en fibras, como las frutas, vegetales y algunos granos son recomendables para personas que padecen hipotiroidismo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Si bien es cierto el hipotiroidismo debe ser tratado por un endocrinólogo, una buena guía nutricional ayudará al paciente a bajar los triglicéridos y contrarrestar los síntomas de la enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el hipotiroidismo es el “agrandamiento del lóbulo lateral del tiroides, (…) lo que supone aproximadamente un aumento de cuatro a cinco veces del tamaño normal de la glándula”. Esta enfermedad se puede presentar a cualquier edad.

Según la nutricionista Francisca Cifuentes, “una persona con hipotiroidismo está cansada y tiende a engordar mucho”, por lo que una alimentación rica en fibras mejorará sustancialmente la salud del paciente, aunque recalca que a pesar de que la dieta es importante, no va a ser la solución.

Cifuentes indica que “en este tipo de personas hay que quitar los carbohidratos simples como el arroz, las harinas, el azúcar y las panelas”, porque al no ser utilizados como fuente de energía, se transforman en una reserva de grasa.

Lo recomendable para las personas con hipotiroidismo es consumir carbohidratos complejos, es decir alimentos que tengan abundante fibra como el garbanzo, el mote, los choclos, las habas, las arvejas, los vegetales, los tallos, las frutas y el pan integral.

Las grasas también son necesarias, pero hay que clasificarlas en dos grupos. Por un lado tenemos las grasas saludables que van a bajar los niveles de colesterol y que provienen del aceite de oliva, el aguacate y los frutos secos. En cambio, las grasas insaturadas como la mantequilla o el aceite normal deberían ser suprimidas de la dieta de un paciente con hipotiroidismo.

Según esta doctora, también se deben evitar las ‘calorías vacías’, es decir las que no aportan nutrientes al organismo, como los cachitos, las papas fritas y los snacks.

Cifuentes recuerda que en estos casos se debe aplicar una dieta ‘hipocalórica’, es decir comer menos cantidad de calorías para obligarle al paciente a consumir las calorías que se tienen de reserva”. Además se aconseja mantener un régimen de cinco a seis comidas diarias, donde el desayuno, almuerzo y merienda deben contar con una porción de carbohidratos, proteínas, vegetales y frutas.