Previsión del clima del 26 al 30 de septiembre en Si…
Fallecido y desaparecidos en embarcación que naufrag…
Estas son las restricciones por Pico y placa en la s…
Quito no es amigable para las personas con discapacidad
2 130 personas siguen desaparecidas en Ecuador desde el 2008
Nuevo Ministro del Interior tiene tres retos priorit…
El tifón Noru en Filipinas deja al menos cinco perso…
La ultraderechista Meloni, la primera mujer en llega…

La mayoría de las enfermedades humanas son de origen animal

Según un informe de la FAO el 70% de las enfermedades humanas son transmitidas por animales. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Según un informe de la FAO el 70% de las enfermedades humanas son transmitidas por animales. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió que un 70 % de las enfermedades humanas son de origen animal, lo que ha sido provocado por el masivo establecimiento global en los últimos años de explotaciones agrícolas en áreas previamente silvestres.

Este aviso se extrae del informe 'Ganadería Mundial 2013: Un panorama de enfermedades cambiante', publicado por la FAO con el fin de defender la necesidad de "plantear un nuevo enfoque global en la gestión de amenazas de enfermedades" en la conexión formada por animales, seres humanos y medio ambiente.

Esta propuesta se conocería como 'Una Salud' ('One Health'), un concepto que atendería a la interacción entre factores ambientales, sanidad pecuaria y salud humana, y reuniría a especialistas, veterinarios, sociólogos, economistas y ecologistas para trabajar sobre las enfermedades. "No podemos abordar la salud humana, animal y del ecosistema de forma aislada; tenemos que abordarlas conjuntamente y hacer frente a las causas de la aparición de enfermedades, su persistencia y propagación", manifestó el director general adjunto de Agricultura y Protección del Consumidor de la FAO, Ren Wang.

Los puntos de actuación que propone el texto para neutralizar el problema comienzan por "reducir la carga de enfermedades endémicas en el ser humano y el ganado impulsadas por la pobreza" y "responder a las amenazas biológicas impulsadas por la globalización y el cambio climático". "Proporcionar alimentos más inocuos de origen animal procedentes de una agricultura y ganadería sanas" y "prevenir que los agentes patógenos pasen de la fauna silvestre a los animales domésticos y los seres humanos" son otras dos destacadas cuestiones de este planteamiento.

La organización pone como ejemplo para ilustrar su informe el virus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), que "probablemente" llegó a los humanos transmitido en su origen por murciélagos y por un mamífero llamado civeta de palmera enmascarada, propio del continente asiático.

Hace unas décadas el virus SARS no hubiera supuesto una amenaza global, pero en estos momentos, recuerda la FAO, hay más seres humanos en movimiento que nunca y el volumen de los mercados ha alcanzado niveles "sin precedentes", lo que facilita que organismos infecciosos se desplacen por el mundo con facilidad.