Metro de Quito: solo la obra física avanza
Desfile militar de Chile homenajea a quienes han …
Presidente Lasso ya está en Nueva York para la Asamb…
Asamblea defiende contrato de USD 100 000 para logís…
Canadá elige este lunes un nuevo Gobierno tras reñid…
Dos niños golpeados tras caer de una rueda moscovita…
Superintendencia de Compañías calificó nombramiento …
La travesía de las haitianas embarazadas para ver na…

El frío afecta la producción de leche materna, ¿mito o verdad?

La lactancia materna crea un vínculo inquebrantable entre la madre y el hijo. Foto: Freepik

La lactancia materna crea un vínculo inquebrantable entre la madre y el hijo. Foto: Freepik

La lactancia materna crea un vínculo inquebrantable entre la madre y el hijo. Foto: Freepik

Quito atraviesa por una temporada fría. La temperatura mínima pronosticada por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inahmi) es de 10 grados centígrados. Con este clima surge la duda entre las madres que dan de lactar sobre si es verdad o mentira que la leche materna se ve afectada cuando hace frío.

La médico pediatra Francis Ponce, del Centro Médico pediátrico Crecermed, menciona que el único estímulo válido para que la producción de leche se mantenga es la succión que realiza el bebé.

“El frío no afecta a la leche materna”, apunta Ponce. La especialista menciona que ese y otros mitos respecto al tema están relacionados con las emociones y estado de ánimo de la mamá. Por ejemplo, se dice que si la madre está molesta o triste la leche se pone agria.

Sin embargo, la pediatra dice que “lo desmitificamos porque es el bebé quien ayuda a la producción de leche, por eso es tan importante la lactancia materna inmediata en la primera hora de vida. Esta succión inicial es la que favorece para que haya más caída de la leche o que la leche madura llegue antes”.

Estos mitos que circulan en el entorno cercano de una mujer que ha tenido un bebé son falsos. Lo que ocurre cuando una madre tiene algún sentimiento de ira o tristeza es que su hijo siente. El bebé sabe que algo le pasa a su progenitora por el apego que existe entre el dúo.

La especialista indica que “el bebé crea un vínculo con su madre tan fuerte que él nota o siente, solo acercándose, el estado de ánimo de ella”. Pero eso no significa que la leche materna sufra alguna modificación en su sabor o producción cuando el estado de ánimo de la mujer no es el habitual.

Ponce reitera que el estímulo principal de la producción de leche materna “es la succión frecuente del bebé”. Y los factores externos no la modifican, esta conserva la misma cantidad de proteínas, grasa y calorías.

La lactancia materna es el alimento más importante para un bebé, la pediatra señala que “es óptima, está al alcance de todos, está lista para consumir y además está diseñada para el bebé porque tiene lo justo y necesario”. Asimismo, el vínculo que mamá e hijo generan a través de la lactancia es inquebrantable.

Durante los primeros seis meses se recomienda que haya una lactancia materna exclusiva. A los siete meses empieza la alimentación complementaria, pero es eso, un complemento de la lecha materna.

Los pediatras sugieren que la lactancia se mantenga hasta los dos años. Ponce dice que, a partir del año del niño, la madre puede tomar la decisión de realizar el destete si el pequeño tiene un buen estado nutricional.

Suplementos digitales