‘No quedarán impunes’: Lasso se pronunci…
1 125 afiliados con VIH/sida recibirán antirretrovir…
Deportistas y autoridades lamentan el asesinato de Á…
Población estudiantil venezolana está presente en 19…
La inseguridad preocupa a los vecinos de La Carolina
La conservación de bienes del patrimonio no despega …
La vacuna anticovid-19 también divide a familias
La precariedad del trabajo remunerado del hogar se p…

Ecuador no participa en el desarrollo de vacunas contra covid-19

Las vacunas para prevenir el covid-19 se encuentran en fase de estudio

Las vacunas para prevenir el covid-19 se encuentran en fase de estudio

Las vacunas para prevenir el covid-19 se encuentran en fase de estudio. Foto: Reuters

La búsqueda de una vacuna contra el nuevo coronavirus requiere tecnología de punta y una inversión de cientos de millones de dólares. Nuestro país participa al momento en la negociación para conseguir cuotas de vacunas que están siendo desarrolladas por otros países. No intervenimos en el desarrollo de una vacuna, pero coparticipamos en la negociación, aclara la infectóloga y experta en vacunas Paulina Celi.

La especialista recuerda que, al momento, ya se prueban vacunas contra covid-19 en miles de seres humanos de varios países dentro de la denominada fase clínica 3. “Nosotros, como país, no hemos participado tampoco en esos ensayos y todavía no sabemos si vamos a intervenir”. Celi considera que no habrá estudios de fase 3 con voluntarios ecuatorianos. En estos estudios las empresas desarrolladoras de vacunas suelen recurrir a varios países, sobre todo a aquellos con alta incidencia de una enfermedad, en este caso de covid-19, porque requieren probar la vacuna en decenas de miles de voluntarios.

Estos estudios de fase 3 ya se están realizando en otros países, no en Ecuador. En cambio, a través del Ministerio de Salud (MSP), nuestro país se ha enfocado más bien en negociar cuotas de vacunas para nuestros compatriotas con las empresas que las desarrollan.

El MSP ha manifestado su interés para la adhesión del Ecuador a la iniciativa global ‘Covax’, un mecanismo diseñado para garantizar un acceso rápido, justo y equitativo a las vacunas para covid-19 en todo el mundo.

El ministro de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos, indicó en días anteriores que se han definido una serie de lineamientos con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con el propósito de adquirir un porcentaje de distribución de las vacunas apenas entren en producción. En el caso del Ecuador se han establecido prioridades para la distribución y administración de las vacunas, entre ellas a las poblaciones vulnerables, personal de primera línea, entre otros. Actualmente, se trabaja en una alianza de países con Costa Rica, Colombia, Bolivia, entre otros, ha indicado el MSP. Según la OMS, 75 países ya expresaron su interés en la iniciativa. Ellos financiarían las vacunas con sus propios presupuestos de finanzas públicas.

La estrategia Covax está diseñada para asegurar coberturas a todos los países y no tener que depender del éxito de los resultados de solo un ensayo clínico. Desde Ecuador también se han hecho propuestas a laboratorios de Estados Unidos, Alemania y China. Por ello, el ministro Zevallos indicó que ha tenido acercamientos con la empresa Pfizer, de Estados Unidos, asociada al laboratorio BioNTech, de Alemania, para desarrollar una vacuna.

Dijo que de la misma forma enviaron la propuesta para beneficiarse con la vacuna de la empresa china Sinovac. La infectóloga Paulina Celi recuerda que es importante no negociar solos, sino buscar acuerdos junto a otros países u organismos internacionales de salud.

Las iniciativas globales o regionales permiten optimizar condiciones, acceder a mayores cuotas del producto y mejorar los precios. “Las vacunas no se compran cuando ya existen, sino que hay que tener una negociación previa avanzada”, recalca Celi. Es lo que se está haciendo ahora. Salir a comprar al mercado cuando una vacuna, como la que se investiga contra covid-19 exista, es tardío dice la experta.

Ella enfatiza en que en el país tenemos centros de investigación y desarrollo que suelen trabajar en programas específicos, como hacía el extinto Instituto Izquieta Pérez. Sin embargo, al momento no estamos desarrollando una vacuna propia contra covid-19, ni nos hemos asociado al trabajo de algún ente que lo esté haciendo en otro país. Algún grupo de investigadores nacionales puede estar intentando algo, pero no de forma pública.

Suplementos digitales