Hombres vestidos con trajes de sanitización asaltaro…
Gobierno entregará USD 112 millones a municipios por…
México reporta el primer caso de Ómicron
Gobierno invertirá USD 22 millones en obras en Moron…
Guayas y Pichincha tienen más vacunados contra covid-19
Corte Constitucional pone límites a despidos por fue…
El BID aprueba ayudas por USD 1 650 millones de dól…
Sebastián Yunda salió libre bajo fianza en Argentina

Tecnología cambia hábitos antes de dormir

Dormir en la posición incorrecta puede afectar a su salud. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Dormir en la posición incorrecta puede afectar a su salud. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Unos 2 500 hombres y mujeres del Reino Unido participaron de esta investigación que trató de analizar las rutinas antes de quedarse dormido.

Tres cuartos del total de los participantes afirmaron que revisaban las redes sociales, media hora antes de dormirse, y más de la mitad reconoció que veía un programa de TV o película. Los investigadores se sorprendieron con lo activa que es la rutina previa al sueño.

Sin embargo, no todo se trata de tecnología. Según la encuesta, el 63% preparaba la ropa del próximo día y el 50% leía un libro antes de acostarse.

Aquellos que arreglaban su ropa dedicaron siete minutos en promedio a la actividad, mientras que para aquellos que preferían la lectura, el promedio de páginas leídas era solo de tres.

Los expertos ya han advertido acerca del uso de tecnología en la noche. La comunidad médica ha señalado que es necesario desconectarse de los dispositivos electrónicos al menos media hora antes de acostarse.

Un estudio del Lighting Research Centre (LRC) del Instituto Politécnico Rensselaer (Estados Unidos), encontró que usar dispositivos móviles provoca la supresión de melatonina, el producto químico que regula el reloj del cuerpo.

“Este estudio muestra que una a dos horas de exposición a la luz de las pantallas electrónicas, puede suprimir la melatonina en alrededor de 22%”, advirtió Mariana Figueiro, profesora asociada y coautora del trabajo.

Suplementos digitales