Enjuiciados durante correísmo se presentaron ante Fi…
Claves del hábeas corpus: Acción para sentenciado po…
Localizan cadáver de mujer que cayó en el sector del…
Kiev: Consecuencias de accidente en Zaporiyia sería …
Suspenden pozos de agua de Machala por alto nivel de…
Donald Trump pide donaciones tras registro del FBI d…
Juez, que otorgó hábeas corpus a Glas, está investig…
Todo lo que debe saber sobre el nuevo año escolar en…

El autismo podrá ser detectado y tratado en niños de un año

Dificultades para socializarse Los autistas tienen problemas para comunicarse y tienen patrones de conducta repetitivos. Foto / Archivo EL COMERCIO

Dificultades para socializarse Los autistas tienen problemas para comunicarse y tienen patrones de conducta repetitivos. Foto / Archivo EL COMERCIO

Un grupo de científicos han descifrado una serie de patrones biológicos que permiten diagnosticar el autismo en niños menores de un año, según una investigación presentada hoy en la ciudad australiana de Adelaida.

La investigación, divulgada durante la Conferencia para el Autismo en Asia-Pacífico, muestra como la red genética interrumpe la producción de células cerebrales que desembocan en esta enfermedad, que afecta a uno de cada 100 niños en mayor o menos medida.

Este hallazgo representa un avance importante para detectar el autismo, cuya identificación de los primeros síntomas "es complicada", según Eric Courchesne, profesor de neurociencia de la Universidad de California.

"Es el primer descubrimiento en genes cerebrales. Nos muestra que el sistema genético podría ser un factor importante para futuras investigaciones en los tratamientos, en el desarrollo de evidencias tempranas en el autismo", dijo el investigador al canal australiano ABC.

Según Courchesne, con estas técnicas de detección temprana se podría diagnosticar dicha enfermedad en niños de uno a dos años, en lugar de la actual fase de detección entre los tres y cinco años.

"Esto significa que van a recibir tratamiento antes, por lo que tendrán un mejor resultado", apuntó.

El investigador declaró que las redes genéticas pueden aportar una mayor comprensión de la enfermedad e incluso, algún día, llegar a prevenirla.

"Durante años me he preguntado cuál es el sistema que causa el autismo, y tengo que decir, que este es un descubrimiento muy emocionante", aseguró Courchesne.