Narcos intentaron enviar 1,6 toneladas de droga a Gu…
Multilaterales harán seguimiento del Metro de Quito …
El Concejo Cantonal de Cuenca derogó la ordenanza re…
Pleno del Cpccs se reestructura por licencia de mate…
Municipio de Quito verifica que no se comercialicen …
Dos hombres fueron torturados y luego incinerados en…
Videos registran el movimiento del sismo en Piura; r…
Inocar descarta alerta de tsunami para costas de Ecu…

Alemania, en contra de un impuesto extra sobre bebidas azucaradas

El gobierno alemán busca convencer a las personas de que lleven un estilo de vida saludable sin necesidad de gravar impuestos. Foto: Pixabay.

El gobierno alemán busca convencer a las personas de que lleven un estilo de vida saludable sin necesidad de gravar impuestos. Foto: Pixabay.

El gobierno alemán busca convencer a las personas de que lleven un estilo de vida saludable sin necesidad de gravar impuestos. Foto: Pixabay.

El ministro de Alimentación y Agricultura, Christian Schmidt, rechazó hoy 30 de marzo de 2016 implantar un impuesto extra sobre las bebidas azucaradas a imagen de los planes en Reino Unido.

La introducción de impuestos en los alimentos, que deberían ser consumidos sin exceso en una dieta equilibrada, no es nuestro objetivo, indicó un portavoz del Ministerio.

Experiencias en otros países de la Unión Europea (UE) han demostrado que no tiene el efecto deseado. Además, con él habría que establecer un elevado mecanismo de control y administración, agregó.

“El objetivo es convencer a las personas de que lleven un estilo de vida saludable y no evitar otros comportamientos a través de ‘impuestos de castigo’ o prohibiciones”, indicó el Ministerio. La clave está en proporcionar información suficiente ya durante la infancia, agregó.

El Gobierno británico anunció a mediados de marzo un impuesto para las empresas que fabriquen o importen bebidas azucaradas, dentro de su lucha contra el sobrepeso en el país, en especial entre los más jóvenes. El Estado recaudará con la nueva tasa más de USD 660 millones, que se destinarán a la promoción de deportes en las escuelas.

En Alemania en el pasado ya se discutió sobre si introducir un impuesto parecido. El Gobierno alemán quiere desarrollar este año un concepto para ver cómo se puede reducir el azúcar, la sal y las grasas en los alimentos preparados. Para ello ha destinado dos millones de euros. Asimismo, quiere seguir la recomendación de la UE y reducir en cinco años la proporción de azúcar en al menos un diez por ciento.