Youtube y Facebook podrían ser multadas en Rusia por permitir contenido prohibido para las plataformas en ese país. Foto: Pixabay

Youtube y Facebook podrían ser multadas en Rusia por permitir contenido prohibido para las plataformas en ese país. Foto: Pixabay

Rusia podrá multar a Youtube y Facebook con la décima parte de sus ingresos

Youtube y Facebook podrían ser multadas en Rusia por permitir contenido prohibido para las plataformas en ese país. Foto: Pixabay

Rusia podrá multar a Youtube, Facebook y otros proveedores de contenidos en internet con un monto equivalente a la décima parte de sus ingresos anuales si incumplen de manera reiterada las disposiciones del regulador ruso de eliminar o restringir el acceso a contenidos prohibidos en el país.

Así lo estipulan las enmiendas adoptadas este viernes 18 de diciembre de 2020 por el Comité de Política y Tecnologías de Información de la Duma o Cámara Baja a un proyecto de ley que establece el monto de las multas por incumplimiento de las disposiciones de Roskomnadzor, el regulador en el ámbito de las comunicaciones.

El proyecto inicial contemplaba para las personas jurídicas multas de 4 a 8 millones de rublos (de 55 000 a 110 000 dólares) y la modificación las fija entre la vigésima y décima parte del total de ingresos anuales por la venta de mercancías y servicios.

Los ciudadanos que no eliminen de su páginas web contenidos prohibidos serán sancionados, en caso de aprobarse la ley, con multas de 100 000 a 200 000 rublos (de USD 1 400 a USD 2 800).

De acuerdo con los autores de la iniciativa, las estadísticas de Roskomnadzor señalan que con frecuencia violan la legislación rusa grandes empresas de internet registradas fueras de las fronteras del país.

Para abril de este año Youtube no había eliminado a petición del regulador 10 482 URL (direcciones de elementos almacenados en la web) con información prohibida en Rusia; Twitter, 1 462; Instagram, 1 435, y Facebook, 362.

“Los extranjeros son líderes en este campo, y con este instrumento queremos que presten más atención a la limpieza de sus contenidos en el espacio jurídico de la Federación de Rusia“, dijo a la agencia Interfax el vicepresidente del Comité de Política y Tecnologías de Información, Serguéi Boyarski.

La legislación rusa prohíbe difundir información que contenga propaganda de guerra, incitación al odio étnico, racial o religioso; que represente una amenaza para la vida y la salud de los menores de edad o les incite a consumir drogas, tabaco, alcohol, a participar en juegos de azar, y a dedicarse a la prostitución y vagabundear.

También veta páginas que justifiquen el trato cruel a los animales, que nieguen “los valores familiares” o hagan propaganda de “relaciones sexuales no tradicionales“.