23 de abril de 2020 12:00

'Todo está en ruinas' en un parque turístico mexicano que intenta sobrevivir al coronavirus

Vista del parque turístico nacional cerrado, La Marquesa, San Pedro Atlapulco, estado de México, el 22 de abril de 2020. Foto: AFP

Vista del parque turístico nacional cerrado, La Marquesa, San Pedro Atlapulco, estado de México, el 22 de abril de 2020. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mientras los mexicanos permanecen en cuarentena para evitar la propagación del nuevo coronavirus, quienes ofrecen paseos a caballo en La Marquesa, un parque nacional turístico cercano a Ciudad de México, se cuestionan si deben alimentar a sus animales o a sus familias.

“La gente ya está desesperada porque no tiene de dónde sacar el sustento para sus familias. Ahora dicen: 'o come mi familia o comen los animales'”, cuenta a la AFP Bertha Mejía, representante de varios pobladores de San Pedro Atlapulco, una céntrica localidad donde el 80% de sus habitantes se dedica al turismo en La Marquesa.

“Todo está en ruinas, algo que era tan bonito, ahorita se está quedando en el abandono. Así está quedando nuestra Marquesa”, señala la mujer.

Mejía habla con nostalgia de los servicios que se ofrecían en el boscoso parque en un típico día de esparcimiento: paseos a caballo, comida tradicional, tirolesas, juegos infantiles y renta de cuatrimotos.

Hasta antes de la llegada del virus, esas actividades y la convivencia con la naturaleza eran la forma en la que miles de habitantes de la capital y de la vecina ciudad de Toluca se distraían y tomaban un poco de aire fresco, dejando de paso una derrama económica importante.

Pero hoy el lugar está cerrado y sumido en el silencio, mientras el virus avanza en México con más de 10 000 casos confirmados y 970 fallecimientos.

“Cerrado debido a la contingencia sanitaria por el covid-19. Prevenir es nuestra responsabilidad”, advierte un letrero.

Las personas que trabajaban del turismo del Parque La Marquesa en México atraviesan dificultades económicas debido a la crisis sanitaria. Foto: AFP

Las personas que trabajaban del turismo del Parque La Marquesa en México atraviesan dificultades económicas debido a la crisis sanitaria. Foto: AFP


Fuerte caída del sector

La lúgubre escena en La Marquesa es una muestra del duro golpe que la epidemia le asesta al sector turismo, que representa el 8,7% del PIB mexicano.

En un reporte a sus clientes difundido el miércoles 22 de abril de 2020, el banco privado BBVA informó que tan solo en los primeros 20 días de abril el turismo tuvo una caída de 83,7% frente al mismo lapso de 2019.

Además, las compras de servicios de entretenimiento se desplomaron casi 85% en igual período.

“Se corrobora que el mayor impacto de la pandemia ha sido sobre los sectores más sensibles a las medidas de aislamiento social”, dijo el banco al estimar que la caída de la economía este año puede alcanzar el 12%, una de las proyecciones más pesimistas entre los analistas privados.

Reflejo de esa calamidad, Pedro Torres, delegado del municipio de 52 años, tuvo que cerrar el restaurante que tiene en la zona y dejar pastando los caballos.

“Como negocios, pues la verdad nos ha afectado demasiado, creo que a un 100%”, dice. “No sabemos qué hacer, no sé a dónde acudir para que nuestra gente tenga por lo menos para comer”.

Por lo pronto, Torres se ha unido a Bertha Mejía y a otros pobladores para exigir apoyos tanto al gobierno estatal como al federal, pero no han recibido respuesta.

 “¿Como para qué?”

Saúl Callejo tiene una pequeña tienda de abarrotes en La Marquesa que también cerró sus puertas, pues depende de los turistas para subsistir.

“La primera semana fue un poco relajada porque teníamos ahorros, pero a estas alturas es desolador, es triste ver a la gente”, afirma el hombre de 35 años.

Con la ampliación del confinamiento en México al menos hasta el 30 de mayo, Callejo ve cada vez más difícil reabrir su negocio para recibir turistas.

“Estamos dependiendo de los ahorros, pero también del producto que teníamos en el negocio, pero para reactivar otra vez hay que reinvertir”, explica. “Los créditos que está ofreciendo el gobierno, desafortunadamente no nos llegan”.

Además, reconoce que el desánimo crece en el pueblo.

“Uno se levanta todos los días con la certeza de que vas a echar a andar tu negocio, y ahora dices '¿como para qué?'”, se lamenta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)