27 de junio de 2020 00:00

La ropa masculina se descomplica durante la emergencia sanitaria

En casa Daniela Dávila cuenta que el uso de camisas de manga corta y jeans está de regreso entre los profesionales jóvenes

En casa Daniela Dávila cuenta que el uso de camisas de manga corta y jeans está de regreso entre los profesionales jóvenes. Foto: Cortesía Daniela Dávila Designf

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)
aalvarado@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los códigos de la vestimenta formal masculina se han relajado durante la emergencia sanitaria. En esto coinciden varios diseñadores y marcas de moda ecuatorianas.

Se le ha dado prioridad a las prendas superiores pues, debido al teletrabajo, es lo único que se ve a través de las cámaras web, explica Ana María Rossi, jefe de diseño de De Prati.

La diseñadora Daniela Dávila lo corrobora. Sus clientes le han pedido camisas de manga larga y manga corta de algodón, un textil fresco y noble al tacto. Las usan sin corbata ni chaqueta.

Las polos son una opción que ha tenido gran acogida, pues dan el toque de seriedad necesario para atender reuniones virtuales de trabajo, al mismo tiempo que son cómodas. “Son versátiles. Se pueden combinar con jeans y tenis o pantalón casual y zapatos de vestir”, dice Jorge Pérez, de la tienda de moda masculina Vagantti.

Las chaquetas no se han dejado del todo, dice Pérez. En el caso de los profesionales que deben ir a las oficinas, ellos han optado por trajes de un aire más fresco, elaborados con textiles livianos y sin forros. Los chalecos son una alternativa.

La línea de protección y cuidado también ha crecido, de acuerdo con Susan Lazo, de la marca guayaquileña Indie. Los clientes de esta firma buscan mascarillas y ‘buffs’ de telas antifluidos que combinen con su ropa de oficina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (0)