5 de febrero de 2020 00:00

Reinas de comunas indígenas mantienen sus tradiciones

Imagen referencial. Restos fósiles de serpientes halladas en Argentina indican que, hace 70 millones de años, estuvieron dotadas de miembros traseros. Foto: Pixabay

Las reinas de las comunidades prepararon el tradicional el cuy asado con papas. Foto: cortesía Unión y Progreso

valore
Descrición
Indignado 18
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Modesto Moreta
Coordinador  (F-Contenido Intercultural)
mmoreta@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al ritmo del bombo, la flauta y el pingullo, las comunidades de Guanujo realizaron la elección de la Ñusta del Carnaval. Vistiendo sus trajes típicos compuestos por anaco, blusa y bayetas con bordados hechos a mano y bayeta de color blanco.

Además, las washcas y el sombrero con cinta de color negro representaron a las 15 comunas que integran la Unión de Organizaciones de Desarrollo Integral Unión y Progreso. Las jóvenes también demostraron sus habilidades en el hilado en el wangu y la preparación de la comida típica: el cuy asado con papas y zarza de maní.

Rosa Rochina, exdirigente de la Organización, cuenta que desde niñas, en sus familias les transmiten de madres a hijos esos saberes ancestrales. La técnica consiste en desprender con los dedos de la mano izquierda la fibra apilada en un madero largo y poco a poco se convierte en un hilo delgado.

Explica que la materia prima la envuelve con la mano derecha en un sigse puntiagudo. Esa actividad la realizan las mujeres en sus tiempos libres. Dice que el secreto está en ir desprendiendo con los dedos las delgadas fibras, que son envueltas en un sigse puntiagudo que hace girar a moderada velocidad con los dedos de su mano derecha.

Las jóvenes de la comunidad de Guanujo vistieron sus atuendos tradicionales. Foto: cortesía Unión y Progreso

Las jóvenes de la comunidad de Guanujo vistieron sus atuendos tradicionales. Foto: cortesía Unión y Progreso

“Estos saberes son heredados a las hijas por sus madres, ellas se encargan de transmitir esos saberes ancestrales”, comenta Rochina.

Otra de las actividades que las chicas efectuaron y que es una tradición en los pueblos fue el faenamiento de los cuyes y el asado de este plato típico y la realización de la pamba­mesa. Las chicas llevaron pequeñas bateas de madera llenas con mote, fritada, papas enteras, habas, mellocos, ocas, cuyes y otros productos que les entrega la Pacha Mama (Madre Tierra).

Esta tradicional fiesta en las comunidades se realiza hace más de 21 años. Además, las jóvenes recitaron coplas en kichwa como uno de los requisitos importantes del concurso de belleza. “La idea es que los niños y jóvenes mantengan el kichwa, la vestimenta, las costumbres y la cultura de las comunas intacta”, dice Rochina.

La fiesta central será el 18 de febrero del 2020, donde participarán todas las comunidades de Bolívar para elegir a la Ñusta y los personajes principales de la fiesta, como la Mama y el Taita Carnaval. “Estamos
celebrando la fiesta del Pawkar Raymi, que se festeja sin falta cada año”.

“Estamos trabajando en el rescate de nuestras tradiciones, que con la llegada de los españoles quisieron desaparecerlas. Iniciamos en el 2001 con dos comunidades y en la actualidad dimos un giro total a la celebración y participan 14 sectores de Guanujo”, explica Nelson Bayas, presidente de la Unión de Organizaciones de Desarrollo Integral Unión y Progreso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)